Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Prefacio

Por Manuals Staff,

En la actualidad, las personas cada vez se responsabilizan más de su propia salud. Muchas acuden a la consulta del médico con textos sobre los últimos estudios científicos que han encontrado en internet. Analizan las opciones de forma amplia, algo impensable en la generación de sus padres, por ejemplo para valorar si deben someterse una intervención quirúrgica, a radioterapia o terapia farmacológica para el cáncer. Antiguamente, se hacía lo que recomendaba el médico, se hacían pocas preguntas y se buscaba poca información médica en otras fuentes.

Aunque esta era una época en la que se confiaba más en los médicos, una de las razones principales por las que se reunía poca información era porque había poco material comprensible disponible. En aquel entonces, algunas personas recurrieron al Manual Merck para obtener ayuda. A pesar de que se trataba de un libro para profesionales de la salud, su estilo directo y un uso mínimo de jerga médica densa ayudaron a hacerlo comprensible y útil para algunos sectores del público en general.

Para hacer que el contenido del Manual Merck fuera todavía más útil para el público, en 1997 se «tradujo» al lenguaje cotidiano, creando el Manual Merck de información médica para el hogar. El libro actual, el Manual Merck de información médica para el hogar, esa la tercera edición de la primera versión del manual para el hogar.

Sin embargo, esta compañía no fue la única en responder a las necesidades del público. A finales de la década de los años 90, las librerías tenían secciones enteras dedicadas a la atención sanitaria, con cientos de títulos. Y luego vino Internet, con miles de sitios web para médicos, pacientes, cuidadores, hospitales, asociaciones profesionales y grupos de defensa de los pacientes; al parecer, casi todo el mundo contaba con una opinión, idea o producto relacionado con la atención sanitaria.

Actualmente, todo el mundo en todas partes tiene un acceso profundo y amplio a información médica que hubiese sido difícil de encontrar para muchos médicos en la generación anterior. El problema actual es el exceso de información y no lo contrario. ¿A dónde vamos? ¿Por dónde empezamos? La respuesta es distinta para cada persona, por supuesto. Personas diferentes necesitan distintos tipos y diferente cantidad de información. Si una persona ha sufrido un trastorno durante mucho tiempo, por lo general quiere información muy especializada al respecto: ya sabe lo básico. Por otro lado, las personas con un trastorno recién diagnosticado por lo general primero quieren información genérica.

En esta amplia gama de necesidades de información, el Manual Merck para el hogar está diseñado para ser el punto de partida en el camino hacia la comprensión. Para muchas personas, será toda la información que necesitan. Para otros, será la fundación que ayuda a entender la información más compleja de otros libros y sitios web. Para todos, mejorará la comunicación con los profesionales de la salud al proporcionar explicaciones completas de los problemas médicos en lenguaje claro y sencillo, eliminando así el misterio de los términos médicos y de la jerga y dando también a conocer las preguntas y cuestiones médicas que podrán discutir a fondo con su médico. Nuestra esperanza es que este libro ilumine y ayude a las personas y contribuya a un futuro más saludable.

Robert S. Porter, MD

Editor-en-Jefe