Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Estado de consciencia mínima

Por Kenneth Maiese, MD, Member and Advisor, Biotechnology and Venture Capital Development, Office of Translational Alliances and Coordination;Past Professor, Chair, and Chief of Service, Department of Neurology and Neurosciences, National Heart, Lung, and Blood Institute;Rutgers University

Un estado de consciencia mínima es grave, aunque no se trata de un deterioro completo de la consciencia debido a una lesión generalizada del cerebro (la parte del encéfalo que controla el pensamiento y el comportamiento).

El estado de consciencia mínima puede ser consecuencia directa de la lesión cerebral o puede ser el resultado de la recuperación progresiva de algunas funciones después de un estado vegetativo.

Las personas en estado de consciencia mínima, a diferencia de aquellos en estado vegetativo, hacen algunas cosas que indican cierto grado de consciencia de sí mismos y de su entorno. Les puede ocurrir lo siguiente:

  • Establecer contacto visual

  • Seguir objetos con los ojos

  • Tratar de alcanzar objetos

  • Responder a preguntas (aunque a menudo con la misma palabra tanto si es adecuada como si no)

  • Reaccionar a todas las instrucciones de una manera habitual pero que por lo general no es apropiada (por ejemplo, parpadeando)

La mayoría de las personas en un estado de consciencia mínima tienden a mejorar de forma continua, pero la mejoría es limitada. Algunos recuperan la capacidad de comunicarse y entender, a veces después de muchos años. Sin embargo, muy pocos se recuperan lo suficiente para vivir y funcionar de forma independiente. Cuanto más tiempo dura un estado de consciencia mínima, menor es la probabilidad de que se recupere la función. No obstante, con cuidados especializados de enfermería, se puede vivir muchos años. La recuperación puede ser mejor cuando la causa es un traumatismo craneoencefálico.

Se han dado casos de personas que han despertado después de permanecer años en lo que parecía ser un estado de coma. Tales casos con frecuencia corresponden a sujetos que se encontraban en un estado de consciencia mínima después de un traumatismo craneoencefálico.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Pruebas de diagnóstico por la imagen como la resonancia magnética nuclear.

El médico sospecha el diagnóstico basándose en los síntomas. Pero antes de que se pueda diagnosticar un estado de consciencia mínima, debe observarse al sujeto durante cierto tiempo y en más de una ocasión.

Se lleva a cabo una prueba de imagen, como la resonancia magnética nuclear (RMN) o la tomografía computarizada (TC) para verificar si hay trastornos que puedan estar causando el problema, sobre todo aquellos que se pueden tratar.

Tratamiento

  • Medidas preventivas para los problemas debidos a la inmovilización

  • Buena nutricion

  • Posiblemente ciertos medicamentos

Cuidado a largo plazo

Como las personas en coma, las personas que se encuentran en un estado de mínima consciencia requieren una atención integral.

Proporcionar una buena nutrición (soporte nutricional) es importante. Se alimenta a la persona a través de una sonda que se introduce por la nariz hasta el estómago. A veces se les alimenta a través de un tubo (llamado tubo de gastrostomía endoscópica percutánea, o tubo de PEG) que se introduce directamente en el estómago a través de una incisión en el abdomen. Los fármacos también pueden administrarse a través de este tubo.

Muchos de los problemas se deben a la incapacidad para moverse, y es esencial adoptar medidas para evitarlos (ver Problemas debidos al encamamiento). Por ejemplo, pueden ocurrir los siguientes:

  • Úlceras de decúbito: permanecer acostado en una determinada posición puede interrumpir el suministro de sangre a algunas zonas del cuerpo, causando erosión de la piel y la formación de úlceras de decúbito. Los cuidadores tienen que modificar la posición del paciente de forma frecuente.

  • Contracturas: la falta de movimiento también puede llevar a la rigidez permanente de los músculos (contracturas) y provocar que las articulaciones se tuerzan de forma permanente.

  • Trombos: la falta de movimiento hace que se puedan formar trombos en las venas de las piernas más fácilmente.

Para evitar estos problemas, los fisioterapeutas deben mover suavemente las articulaciones del paciente en todas las direcciones (ejercicios pasivos de amplitud de movilidad). Los terapeutas pueden utilizar férulas para fijar las articulaciones en ciertas posiciones para ayudar a prevenir las contracturas. Para prevenir la formación de trombos también se administran fármacos.

Si el paciente es incontinente, se debe tener cuidado de mantener la piel limpia y seca. Si la vejiga no funciona y se produce una retención de orina, se puede colocar un tubo (sonda) en la vejiga para evacuar la orina.

Otros tratamientos

Muy pocos sujetos han mejorado después de tratamientos como el zolpidem (un somnífero) o la amantadina (un medicamento utilizado para tratar infecciones virales). No obstante, ningún tratamiento ha demostrado su eficacia.