Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Demencia con cuerpos de Lewy y demencia asociada a la enfermedad de Parkinson

Por Juebin Huang, MD, PhD, The University of Mississippi Medical Center

La demencia con cuerpos de Lewy es la pérdida progresiva de la función mental debida al desarrollo de cuerpos de Lewy en las células nerviosas. La demencia asociada a la enfermedad de Parkinson es la pérdida de la función mental debida al desarrollo de cuerpos de Lewy en los afectados por la enfermedad de Parkinson.

  • Las personas con demencia con cuerpos de Lewy fluctúan entre un estado de lucidez mental y de somnolencia, y tienen dificultades para dibujar, alucinaciones y dificultad para moverse similares a las relacionadas con la enfermedad de Parkinson.

  • Por lo general, la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson se produce de 10 a 15 años después de la aparición de otros síntomas de la enfermedad.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas.

  • Se utilizan estrategias para prolongar el funcionamiento hasta donde sea posible. El tratamiento farmacológico utilizado para tratar la enfermedad de Alzheimer puede ser útil.

La demencia con cuerpos de Lewy es el tercer tipo de demencia más habitual. Suele desarrollarse en mayores de 60 años. Alrededor del 40% de las personas que sufren la enfermedad de Parkinson (ver Enfermedad de Parkinson) desarrollan una demencia asociada a la enfermedad. Esta demencia generalmente se desarrolla después de los 70 años de edad, y 10 a 15 años tras el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson.

En la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson se forman unos depósitos redondos y anormales de proteína (llamados cuerpos de Lewy) en las neuronas. Los cuerpos de Lewy causan la muerte de las neuronas.

En la demencia por cuerpos de Lewy, estos depósitos se forman por toda la capa externa del cerebro (materia gris o corteza cerebral). La corteza cerebral, la parte más grande del cerebro, es la encargada de pensar, percibir y usar y entender el lenguaje.

En la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson, los cuerpos de Lewy tienden a acumularse en una parte del cerebro denominada sustancia negra, que es la parte afectada en la enfermedad de Parkinson. La sustancia negra se encuentra en lo más profundo del tronco del encéfalo y participa en la realización de movimientos suaves.

Se desconoce si la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson son trastornos diferentes o variantes del mismo problema. Los cuerpos de Lewy también se desarrollan en algunos casos de Alzheimer, aunque los ovillos neurofibrilares y las placas seniles parecen ser la principal fuente de daños. Los ovillos neurofibrilares y las placas seniles, típicas de la enfermedad de Alzheimer, a veces aparecen en la demencia con cuerpos de Lewy. La demencia con cuerpos de Lewy, la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer se solapan considerablemente, y se necesita más investigación para establecer sus relaciones.

Síntomas

Demencia con cuerpos de Lewy

Los síntomas de la demencia con cuerpos de Lewy son muy similares a los de la enfermedad de Alzheimer, e incluyen pérdida de memoria, desorientación y problemas para recordar, pensar, comprender, comunicar y controlar el comportamiento. Sin embargo, la demencia con cuerpos de Lewy se identifica por lo siguiente:

  • En los estadios iniciales, la función intelectual fluctúa, a menudo considerablemente, durante un periodo que suele ser de días a semanas, pero a veces ocurre de un momento a otro. Un día se está consciente y se es capaz de prestar atención y conversar coherentemente, y al día siguiente se está adormecido, distraído y casi mudo. A veces se permanece con la mirada perdida durante largos periodos.

  • Al principio, la atención y el estado de consciencia están más deteriorados que la memoria, incluida la memoria para acontecimientos recientes. Los problemas de memoria se deben más a falta de atención que a problemas reales para recordar.

  • El deterioro de la habilidad de copiar y dibujar es mayor que el de otras funciones cerebrales.

  • Los síntomas psicóticos, como alucinaciones, delirios y paranoia, son más frecuentes en la demencia con cuerpos de Lewy, y las alucinaciones tienden a aparecer de forma más precoz.

En la demencia con cuerpos de Lewy, las alucinaciones son generalmente visuales y con frecuencia complejas y detalladas. Pueden ser de animales o personas reconocibles. Las alucinaciones son a menudo un posible peligro. Más de la mitad de los casos de demencia con cuerpos de Lewy tienen delirios complejos y extravagantes. En lugar de aliviar los síntomas, los fármacos antipsicóticos suelen empeorar estos y otros síntomas, o producir otros efectos secundarios graves, a veces potencialmente mortales (ver Fármacos antipsicóticos).

Al igual que los afectados por la enfermedad de Parkinson, los que tienen demencia con cuerpos de Lewy presentan rigidez muscular, se mueven de manera lenta y pausada, arrastran los pies al caminar y se inclinan a los lados. El equilibrio se pierde fácilmente, por lo que las caídas son más habituales. También se desarrolla temblor, pero generalmente aparece más tarde y causa menos problemas que en la enfermedad de Parkinson. Los problemas de pensamiento y los problemas musculares y de movimiento suelen aparecer con 1 año de diferencia.

Los problemas para dormir son frecuentes. Muchos casos de demencia con cuerpos de Lewy tienen trastorno de conducta asociado a la fase de movimiento rápido de los ojos (REM) del sueño. Los afectados exteriorizan sus sueños, y a veces lesionan a su compañero de cama.

El sistema nervioso autónomo funciona inadecuadamente, lo que ocasiona una mala regulación de las funciones internas, tales como la presión arterial y la temperatura corporal. Como resultado, se producen desmayos, se suda demasiado o muy poco, se tiene sequedad de boca y problemas urinarios o estreñimiento.

La expectativa de vida, después de la aparición de los síntomas, suele ser de 6 a 12 años.

Demencia asociada a la enfermedad de Parkinson

En la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson (a diferencia de la demencia con cuerpos de Lewy) la función mental comienza a deteriorarse generalmente de 10 a 15 años después de que aparezcan los problemas musculares y de movimiento. Igual que en otros tipos de demencia, se ven afectadas muchas de las funciones mentales. La memoria se deteriora, y se hace difícil prestar atención y procesar la información. Se piensa más lentamente. Los problemas de planificación y realización de tareas complejas aparecen antes y con más frecuencia que en la enfermedad de Alzheimer.

Las alucinaciones y los delirios son menos frecuentes y/o menos graves que en la demencia con cuerpos de Lewy.

Diagnóstico

El médico basa el diagnóstico en los síntomas. Se considera la probabilidad de demencia con cuerpos de Lewy si la función mental fluctúa en personas con alucinaciones visuales y síntomas musculares y de movimiento similares a los que causa la enfermedad de Parkinson. Debe descartarse el delirio, que requiere tratamiento inmediato, porque en este la función mental también fluctúa. La tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética nuclear (RMN) permiten descartar otras causas de demencia.

Es difícil distinguir una demencia con cuerpos de Lewy de una demencia asociada a enfermedad de Parkinson, porque tienen síntomas similares. En general, la demencia con cuerpos de Lewy es más probable si los problemas musculares y de movimiento se desarrollan a la vez o poco después de iniciarse el deterioro de la función mental. La demencia asociada a la enfermedad de Parkinson es más probable si el deterioro mental se produce años después de que aparezcan los problemas musculares y de movimiento en una persona con Parkinson, y si los síntomas musculares y de movimiento son más graves que el deterioro mental.

Tratamiento

El tratamiento incluye medidas generales para proporcionar seguridad y apoyo, como en todas las demencias (Demencia : Tratamiento).

Pueden utilizarse los mismos fármacos que en la enfermedad de Alzheimer, en especial la rivastigmina, para tratar la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson. Estos medicamentos mejoran la función mental.

Los fármacos usados para tratar la enfermedad de Parkinson ayudan a aliviar los síntomas parkinsonianos en ambas demencias. Sin embargo, en la demencia con cuerpos de Lewy estos medicamentos pueden agravar la confusión, las alucinaciones y las ideas delirantes.

Si es posible, en la demencia con cuerpos de Lewy no se utilizan fármacos antipsicóticos para tratar las alucinaciones y las ideas delirantes, pues estos fármacos tienden a empeorar los síntomas musculares y del movimiento.