Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Amnesia

Por Juebin Huang, MD, PhD, The University of Mississippi Medical Center

La amnesia es una pérdida total o parcial de la capacidad para recordar experiencias o eventos ocurridos hace unos segundos, unos días o más tiempo.

La pérdida de memoria incluye las acciones ocurridas justo antes de la amnesia (amnesia retrógrada) o las ocurridas inmediatamente después (amnesia anterógrada). La antigüedad de los recuerdos perdidos varía desde unos segundos a unos días antes del comienzo de la amnesia; o más en el pasado, afectando a los recuerdos más lejanos (remotos, o a largo plazo).

Los mecanismos del cerebro para almacenar información y traerla de nuevo a la memoria están localizados principalmente en los lóbulos temporales y frontales, pero muchas otras zonas del cerebro están implicadas en la memoria. Las emociones que se originan en el sistema límbico influyen tanto en el almacenamiento como en la evocación de la memoria. El sistema límbico está formado por parte del cerebro y algunas estructuras del interior del encéfalo. Las áreas del tronco del encéfalo encargadas del estado de alerta y de la consciencia también contribuyen a la memoria. Dado que la memoria implica muchas funciones cerebrales entrelazadas, casi cualquier tipo de lesión cerebral provoca amnesia.

Cómo se produce la amnesia se conoce sólo en parte. Puede ser consecuencia de:

  • Un trastorno nutricional, particularmente la deficiencia de tiamina

  • Un traumatismo craneal

  • Trastornos que reducen el suministro de sangre y de nutrientes al cerebro (accidentes cerebrovasculares, convulsiones y migrañas)

  • Una infección del encéfalo (encefalitis)

  • Demencia

  • El abuso crónico de alcohol

  • Un tumor cerebral

  • Estrés mental intenso

  • El uso de ciertos medicamentos (como la anfotericina B y el litio)

Dependiendo de la gravedad de la lesión, la mayoría de las amnesias duran entre unos minutos y unas horas. A veces se pierde la memoria de repente, pero de forma temporal (amnesia global transitoria, ver Amnesia global transitoria). Algunas personas recuperan la memoria sin tratamiento. Sin embargo, si el daño cerebral es grave, la capacidad de formar nuevos recuerdos puede perderse. Las personas afectadas son más propensas a recordar cosas del pasado lejano. Por ejemplo, se puede recordar el cónyuge de su primer matrimonio, pero no el del matrimonio actual.

Los médicos evalúan la pérdida de memoria haciendo preguntas simples (como la repetición de una lista de tres elementos) y haciendo pruebas formales de memoria (ver Actuación del médico). Los resultados de esta evaluación y los síntomas de la persona a menudo sugieren una causa, y pueden ser necesarias otras pruebas.

Cuando se identifica una causa, si es posible se trata, y el tratamiento puede o no disminuir la amnesia.

Recursos en este artículo