Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cefalea tensional

Por Stephen D. Silberstein, MD, Professor of Neurology and Director, Headache Center, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Las cefaleas tensionales suelen manifestarse como un dolor de leve a moderado, parecido a tener una venda apretada alrededor de la cabeza.

  • El dolor en otras zonas de la cabeza y del cuello puede desencadenar estas cefaleas.

  • El dolor de cabeza puede ocurrir solo algunos días o muchos días al mes.

  • Los médicos basan el diagnóstico en los síntomas y en los resultados de la exploración física, y a veces realizan pruebas de diagnóstico por la imagen para descartar otros trastornos.

  • Los analgésicos pueden ayudar, así como la relajación y una gestión adecuada del estrés.

Muchas personas padecen, en algún momento, cefaleas de tipo tensional. La causa de las cefaleas tensionales no se conoce bien, pero podría tener relación con un umbral del dolor más bajo de lo normal. Aunque es posible que guarde relación con el estrés, esta relación no se ha explicado con claridad y tampoco sirve para explicar los síntomas por completo. Otros problemas pueden contribuir o desencadenar las cefaleas. Por ejemplo, los trastornos del sueño, un problema en la articulación de la mandíbula (trastorno de la articulación temporomandibular), el dolor cervical y la vista cansada desencadenan a veces una cefalea de tipo tensional.

Síntomas

Las cefaleas tensionales se perciben como si una venda oprimiera la cabeza, produciendo dolor en toda ella. Estas cefaleas pueden ser episódicas o crónicas.

Los dolores de cabeza episódicos se producen menos de 15 días al mes. El dolor suele ser de leve a moderado, y dura desde 30 minutos hasta varios días. Lo característico es que el dolor aparezca varias horas después de levantarse y vaya empeorando paulatinamente a lo largo del día. Rara vez despierta al paciente durante el sueño.

En las cefaleas crónicas, el dolor se presenta durante 15 días o más al mes. La intensidad puede aumentar a medida que se producen más dolores de cabeza. El dolor varía de intensidad a lo largo del día, pero está presente casi todo el tiempo.

Las cefaleas tensionales rara vez son graves y generalmente no interfieren con las actividades diarias.

A diferencia de la migraña, la cefalea tensional no se asocia a náuseas ni vómitos, y no empeora con el ejercicio físico, la luz, los sonidos ni los olores.

Algunas migrañas leves se parecen a las cefaleas tensionales.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • En algunas ocasiones se realizan una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) para descartar otras posibles causas

El diagnóstico se establece en función de la descripción que la persona hace de la cefalea y de los resultados de la exploración física. Los médicos preguntarán a la persona sobre las circunstancias que desencadenan la cefalea.

No existe ningún procedimiento específico para confirmar el diagnóstico. En algunos casos, para descartar otros trastornos que pudieran ocasionar el dolor de cabeza, en especial si este es de aparición reciente, se realiza una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) de la cabeza.

Tratamiento

  • Analgésicos

  • Intervenciones psicológicas y conductuales

  • Para los dolores de cabeza crónicos, ciertos fármacos son utilizados para tratar las migrañas

Para la mayoría de los casos de cefalea tensional con dolor de leve a moderado, cualquier analgésico sin receta médica, como la aspirina (ácido acetilsalicílico), el paracetamol (acetaminofeno) o el ibuprofeno (ver Fármacos sin receta médica y Analgésicos no opiáceos : Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), pueden proporcionar alivio. A veces, masajear la zona afectada también alivia el dolor. La mayoría de las personas con cefaleas episódicas leves no consultan estos síntomas con el médico.

Si los analgésicos de venta libre son ineficaces y los dolores de cabeza son graves, probablemente no se trate de una cefalea tensional. Puede ser una migraña (ver Migrañas : Tratamiento).

En algunas personas, la cafeína (ingrediente de algunas preparaciones para el dolor de cabeza) potencia el efecto de los analgésicos. No obstante, el abuso de analgésicos, cafeína (en los analgésicos o en bebidas), triptanes u opiáceos puede producir cefaleas diarias. Estas cefaleas, llamadas por abuso de medicación, pueden estar presentes cuando la persona se despierta por la mañana. Los dolores de cabeza también pueden empeorar o aparecer cuando los medicamentos que se utilizan para el tratamiento se interrumpen de repente. Por lo tanto, las personas afectadas deben cooperar estrechamente con su médico para cambiar la medicación y realizar intervenciones psicológicas y conductuales si es posible.

Las intervenciones conductuales y la psicoterapia suelen ser eficaces, sobre todo cuando se asocian al tratamiento farmacológico. Tales intervenciones incluyen la relajación y las técnicas de manejo del estrés.

Si la cefalea tensional es crónica, son beneficiosos algunos tratamientos farmacológicos para prevenir los episodios de migraña, en particular la amitriptilina (un antidepresivo tricíclico, ver Fármacos utilizados en el tratamiento de la migraña).