Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Degeneración combinada subaguda

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Attending Neurologist and Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

La degeneración combinada subaguda es una degeneración progresiva de la médula espinal debida a una carencia de vitamina B12.

  • Las fibras nerviosas que controlan el movimiento y la sensibilidad están dañadas.

  • Las personas tienen debilidad general, hormigueo y entumecimiento en las manos y en los pies, y rigidez en las extremidades, y se vuelven irritables, soñolientas y confusas.

  • Los análisis de sangre confirman la carencia de vitamina B12.

  • Si se administra pronto vitamina B12 mediante inyección o por vía oral suele producirse una recuperación completa.

Este trastorno afecta aproximadamente a 1 de cada 10 000 personas, en general mayores de 40 años.

Se debe a una carencia de vitamina B12, que también suele causar anemia perniciosa (ver Carencia de vitamina B 12). Habitualmente, el déficit no está relacionado con la dieta sino con la incapacidad del organismo para absorber la vitamina B12.

La vitamina B12 es necesaria para la formación y el mantenimiento de la envoltura grasa (envoltura de mielina) que rodea a algunas neuronas y que acelera la transmisión de las señales nerviosas. En la degeneración combinada subaguda, la envoltura está dañada y ello causa degeneración de las fibras nerviosas motoras y sensitivas de la médula espinal. El cerebro, los nervios oculares y los nervios periféricos también se dañan en algunos casos.

Síntomas

El trastorno comienza con una sensación de debilidad general. Se siente hormigueo y entumecimiento en ambas manos y pies. Estas sensaciones tienden a ser constantes y a empeorar progresivamente. Las personas son incapaces de sentir vibraciones y pierden la capacidad de sentir dónde están sus miembros (sentido de la posición). Los miembros se notan rígidos, los movimientos se vuelven torpes y la marcha se hace difícil. Los reflejos disminuyen, aumentan o no existen. En raras ocasiones se reduce la visión.

Las personas con este trastorno se vuelven irritables, apáticas, soñolientas, suspicaces y confusas. Sus emociones cambian de manera rápida e imprevisible. En raras ocasiones se desarrolla demencia.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

Los análisis de sangre que miden los niveles de vitamina B12 confirman el déficit.

Tratamiento

  • Las inyecciones de vitamina B12

La recuperación es más probable si la enfermedad se trata pronto. Cuando se trata pocas semanas después de aparecer los síntomas, la mayoría de las personas se recuperan por completo. Si el tratamiento se retrasa, la progresión de los síntomas se hace más lenta o se detiene, pero la recuperación completa de la función perdida es menos probable.

A la mayoría de las personas se les administra inmediatamente inyecciones de vitamina B12, que se continúan administrando de manera indefinida para prevenir que reaparezcan los síntomas. Se toman grandes dosis de vitamina B12 por vía oral si la carencia es pequeña y no se han desarrollado síntomas de daño neurológico.