Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Oftalmoplejia internuclear

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

La oftalmoplejia internuclear consiste en la dificultad para realizar movimientos oculares horizontales, causada por la lesión de ciertas conexiones entre centros nerviosos en el tronco del encéfalo (la parte más baja del encéfalo).

En la oftalmoplejia internuclear están dañadas las fibras nerviosas responsables de la coordinación de los movimientos de ambos ojos en un mismo plano horizontal (es decir, las responsables de la acción de mirar de un lado a otro). Estas fibras nerviosas conectan grupos de neuronas (los llamados centros o núcleos nerviosos) que tienen su origen en el tercer par craneal (el llamado nervio motor ocular común), el cuarto par craneal (nervio troclear) y el sexto par craneal (el llamado nervio motor ocular externo).

El trastorno suele ser el resultado de:

  • En las personas de edad avanzada: un accidente cerebrovascular o ictus (afecta solo a uno de los ojos)

  • En las personas más jóvenes: esclerosis múltiple (con bastante frecuencia, resultan afectados ambos ojos)

Entre las causas menos frecuentes se incluyen la enfermedad de Lyme, los tumores y las lesiones en la cabeza.

Están afectados los movimientos oculares en el plano horizontal, pero no hay afectación alguna de los movimientos en sentido vertical. El ojo afectado no gira hacia la parte interior de la cara, pero sí puede, en cambio, girar hacia afuera. Por lo tanto, cuando la persona mira en la dirección opuesta al ojo afectado (es decir, por ejemplo, hacia la derecha, estando afectado el ojo izquierdo), ocurre lo siguiente:

  • El ojo afectado, que para mirar en la dirección deseada debería girar hacia la parte interna de la cara, no consigue pasar de la línea media de su recorrido normal, y queda, por lo tanto, mirando hacia el frente, hacia adelante.

  • Como el otro ojo gira hacia el exterior, a menudo hace movimientos pendulares involuntarios y repetidos llamados nistagmo, es decir, el ojo se mueve rápidamente en una dirección y luego se desvía lentamente hacia la otra dirección.

La persona con oftalmoplejia internuclear tiene visión doble.

El síndrome del uno y medio (síndrome de Fisher) se produce cuando el trastorno que causa la oftalmoplejia internuclear daña también el centro que coordina y controla los movimientos oculares horizontales (centro de la mirada horizontal). Cuando se intenta mirar a cada lado, el ojo afectado permanece inmóvil en el centro. El otro ojo gira hacia afuera pero no hacia adentro. Al igual que en la oftalmoplejia internuclear, no se afectan los movimientos oculares verticales.

En la oftalmoplejia internuclear y en el síndrome del uno y medio, los ojos giran hacia adentro cuando la persona mira hacia adentro (como al enfocar un objeto cercano) incluso aunque no puedan girar hacia adentro cuando la persona mira hacia un lado.

El tratamiento y el pronóstico (si el trastorno mejora o se resuelve finalmente) de la oftalmoplejia internuclear o del síndrome del uno y medio dependen del trastorno que los causó.