Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Parálisis del cuarto par craneal (patético o troclear)

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Attending Neurologist and Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

Una parálisis del cuarto par craneal afecta los movimientos oculares verticales.

  • A menudo, los médicos no pueden identificar la causa, pero cuando lo hacen suele tratarse de un traumatismo craneoencefálico, a veces de poca importancia.

  • El sujeto ve doble, pero si inclina la cabeza hacia el lado opuesto del ojo afectado ve una imagen única.

  • Los médicos sospechan una parálisis del cuarto nervio craneal en base a los síntomas, pero pueden solicitar una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

  • Si se identifica la causa, se procede a su tratamiento.

Frecuentemente, la causa no puede identificarse. Cuando se identifica, la causa más común es:

  • Un traumatismo craneoencefálico, a menudo debido a un accidente de moto, pero a veces incluso un traumatismo craneal relativamente menor

A veces, la causa es la diabetes. En raras ocasiones, la causa es un tumor, una protrusión (aneurisma) en una arteria creaneal o la esclerosis múltiple.

Pueden estar afectados uno o ambos ojos. El ojo afectado no puede girar hacia adentro y hacia abajo. Como consecuencia, la persona ve imágenes dobles, una por encima y ligeramente a un lado de la otra. Por ello, resulta difícil bajar las escaleras, lo cual requiere mirar hacia adentro y hacia abajo. Sin embargo, las dobles imágenes se compensan y eliminan inclinando la cabeza hacia el lado opuesto al del músculo del ojo afectado. Esta posición elimina las imágenes dobles porque, para enfocar ambos ojos en un objeto, se utilizan músculos oculares que no están afectados por la parálisis.

Diagnóstico

  • Movimiento ocular limitado

  • Tomografía computarizada o resonancia magnética nuclear.

Habitualmente, el diagnóstico se sospecha si una persona presenta una reducción característica de los movimientos oculares. Se puede realizar una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) del cerebro.

Tratamiento

  • El tratamiento de la causa, si se identifica

  • Ejercicios oculares

  • Gafas con prismas ópticos

Se trata el trastorno que está causando la parálisis, si es que se ha identificado.

Los ejercicios oculares pueden ser beneficiosos, así como llevar gafas con cristales de prisma.

La parálisis generalmente se resuelve con el tiempo.