Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Bejel, pian y pinta

Por Larry M. Bush, MD, Affiliate Professor of Clinical Biomedical Sciences;Affiliate Associate Professor of Medicine, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University;University of Miami-Miller School of Medicine

El bejel (también conocido como sífilis endémica o dichuchwa), el pian (frambesia o buba) y la pinta son infecciones causadas por una bacteria (llamada espiroqueta treponémica) estrechamente relacionadas con el Treponema pallidum, causante de la sífilis, una enfermedad de transmisión sexual.

  • Estas infecciones suelen ser muy contagiosas y a menudo se transmiten en regiones donde la higiene es deficiente.

  • El bejel causa úlceras en la boca y tumoraciones destructivas en los huesos; el pian causa úlceras en la piel y tumores desfigurantes en las piernas y alrededor de la nariz y la boca, y la pinta causa manchas pruriginosas en la piel, que toman un color distinto y se vuelven más gruesa en la zona afectada.

  • Los médicos diagnostican estas infecciones en personas que sufren síntomas característicos y que han pasado tiempo en áreas donde las infecciones son frecuentes.

  • Una inyección de penicilina elimina la bacteria.

El bejel, el pian y la pinta son treponematosis (trastornos causados por la bacteria Treponema), como la sífilis. La sífilis se transmite únicamente por contacto sexual, mientras que estas infecciones se transmiten por contacto cercano (sea sexual o no) con la piel de una persona infectada, principalmente entre niños que viven en condiciones higiénicas deficientes. El bejel puede extenderse cuando se comparten los utensilios que se usan para comer. También, a diferencia de la sífilis, estas infecciones no se transmiten a través del contacto con sangre contaminada o de la madre al feto durante el embarazo.

El bejel se presenta principalmente en los países áridos de la región del Mediterráneo oriental, el sudeste asiático y el norte de África. El pian ocurre en los países húmedos ecuatoriales. La pinta es frecuente entre la población nativa de México, Centroamérica y América del Sur. La pinta no es muy contagiosa. El bejel, el pian y la pinta raramente ocurren en Estados Unidos, excepto entre inmigrantes procedentes de áreas donde estas enfermedades son frecuentes.

Síntomas

El pian y la pinta, como la sífilis, comienzan con síntomas cutáneos; el bejel comienza con úlceras en la boca. Dichos síntomas desaparecen y, después de un periodo prácticamente asintomático, se desarrollan nuevos síntomas.

Bejel

El bejel afecta en primer lugar la membrana mucosa de la boca, y posteriormente la piel y los huesos. La úlcera bucal inicial puede pasar desapercibida; después se desarrollan parches húmedos en la boca, que se resuelven en un periodo de meses o años. Durante este tiempo, las personas no tienen síntomas, o tienen muy pocos. Después se pueden desarrollar llagas en el tronco y en las extremidades.

Aparecen nódulos en los huesos largos, principalmente en los huesos de las piernas, y en los tejidos alrededor de la boca, la nariz y el paladar. Estas protuberancias destruyen el tejido, provocando que los huesos se deformen y desfiguren la cara.

Pian

El pian afecta la piel y los huesos. Varias semanas después de la exposición al Treponema, el pian comienza como una úlcera ligeramente abultada en el lugar de la infección, casi siempre en una pierna. La úlcera se cura, pero después aparecen nódulos blandos (granulomas) que se abren en el rostro, los brazos, las piernas y las nalgas. Estos granulomas desaparecen lentamente y suelen tener recidivas. La piel de las palmas de las manos y plantas de los pies se puede engrosar y romper formando úlceras dolorosas. Las úlceras de los pies (pian áspero) causan dificultad al andar.

Posteriormente, se destruyen ciertas zonas de las tibias y aparecen otras formaciones desfigurantes, en especial alrededor de la nariz, la boca y el paladar (una ulceración denominada gangosa).

Pinta

La pinta solo produce lesiones cutáneas; comienza con zonas planas pruriginosas y enrojecidas en las manos, los pies, las piernas, los brazos, la cara y el cuello. Estas áreas pueden aumentar de tamaño y de espesor. Después de varios meses, aparecen manchas gruesas y planas por todo el cuerpo. Suelen desarrollarse donde los huesos están cerca de la piel, por ejemplo, en el codo.

Posteriormente las placas pierden su pigmentación o se vuelven de color gris-azulado. Sin tratamiento, estas placas por lo general no desaparecen.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

El médico establece el diagnóstico al observar los síntomas característicos en las personas que vivan o hayan visitado una zona en la que estas enfermedades sean frecuentes. Dado que las bacterias causantes de dichas infecciones y la bacteria que causa la sífilis son tan similares, una persona con una de estas infecciones puede dar positivo en sífilis.

Tratamiento

  • Una sola inyección de penicilina o una sola dosis de azitromicina por vía oral

Una sola inyección de penicilina de acción prolongada (penicilina benzatina) elimina las bacterias, lo que permite la curación de la piel. Sin embargo, pueden quedar algunas cicatrices, sobre todo si se ha destruido una gran cantidad de tejido. Las personas alérgicas a la penicilina pueden recibir una única dosis de azitromicina por vía oral. Para las personas que no están embarazadas o son menores de 8 años de edad, la doxiciclina por vía oral durante 14 días es una alternativa.

Dado que estas enfermedades son muy contagiosas, los responsables de salud pública deben localizar y tratar a las personas infectadas y a sus allegados.