Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Criptosporidiosis

Por Richard D. Pearson, MD, Emeritus Professor of Medicine, University of Virginia School of Medicine

La criptosporidiosis es una infección intestinal causada por el protozoo Cryptosporidium. Los síntomas principales son dolor abdominal y diarrea.

  • La infección se adquiere mediante el consumo de agua o alimentos contaminados o al tener contacto con personas o animales contaminados.

  • Se producen cólicos abdominales y diarrea líquida de forma repentina, a veces acompañados por náuseas, vómitos, fiebre y debilidad.

  • Los médicos diagnostican la infección a través del examen o análisis de una muestra fecal para localizar indicios del parásito.

  • Unas condiciones sanitarias adecuadas y lavarse las manos, así como hervir el agua antes de beberla, son medidas que ayudan a evitar la propagación de la infección.

  • Las personas sanas suelen recuperarse por sí mismas, pero quienes tengan el sistema inmunitario debilitado requieren tratamiento farmacológico.

Los parásitos Cryptosporidium son protozoos que infectan a las personas y a muchas especies de animales en todo el mundo. La infección se contrae por:

  • La ingestión de parásitos presentes en el agua o alimentos contaminados con heces humanas o animales

  • Contacto con tierra, personas u objetos contaminados por el parásito

Por ejemplo, las personas pueden contraer la infección al tragar accidentalmente agua contaminada de piscinas, parques acuáticos, bañeras de agua caliente o lagos. La criptosporidiosis es una causa frecuente de diarrea en niños que viven en zonas en vías de desarrollo donde las condiciones sanitarias sean deficientes. En algunos casos, también afecta a algunas personas que viajan a estas zonas. Las personas con el sistema inmunitario debilitado, especialmente las que tienen sida, son propensas a contraer criptosporidiosis y tienen mayores probabilidades de que la enfermedad sea grave y persistente.

¿Sabías que...?

  • Las personas con el sistema inmunitario sano no suelen necesitar tratamiento para la criptosporidiosis.

Los huevos (ooquistes) de Cryptosporidium son muy resistentes y suelen estar presentes en aguas superficiales en Estados Unidos. El parásito no muere por congelación ni lo eliminan los niveles habituales de cloro de las piscinas o del agua potable.

Síntomas de la criptosporidiosis

Los síntomas de la criptosporidiosis comienzan bruscamente al cabo de unos 7 días después de contraer la infección y consisten, principalmente, en cólicos abdominales y diarrea acuosa abundante. También pueden producirse nauseas, vómitos, pérdida de apetito, fiebre y debilidad. Los síntomas suelen durar 1 o 2 semanas, y luego desaparecen;

en personas con el sistema inmunitario debilitado, los síntomas de la criptosporidiosis comienzan gradualmente, y la diarrea puede variar desde leve a intensa (incluso de 12 a 15 L de deposición acuosa por día en personas con sida) y puede durar largo tiempo.

Diagnóstico de criptosporidiosis

  • Análisis de heces

Para diagnosticar la criptosporidiosis, el médico envía una muestra de heces al laboratorio para la detección de una proteína liberada por el parásito (pruebas de antígeno). Otro enfoque consiste en examinar las heces con un microscopio, pero este método es menos sensible y pueden ser necesarias varias muestras de heces para encontrar el parásito.

Prevención de la criptosporidiosis

La prevención de la criptosporidiosis implica medidas sanitarias adecuadas y el lavado de manos, especialmente en centros sanitarios y guarderías y después de tener contacto con tierra, animales o personas infectados. No se debe beber o tragar agua que podría estar contaminada, como la de una piscina, arroyo o lago o en una zona donde el saneamiento es deficiente.

Cuando los departamentos de salud pública detectan un brote localizado de la enfermedad, emiten las recomendaciones siguientes:

  • Hervir el agua potable (incluyendo el agua para el cepillado de los dientes y el lavado de alimentos)

  • Comer sólo alimentos cocinados

  • Evitar la leche y los zumos no pasteurizados

Son eficaces los filtros de agua que usen ósmosis inversa o que estén marcados como «1 micrómetro absoluto» o «analizado y certificado por los estándares de NSF 53 para eliminación/reducción de quistes». Otros tipos de filtros pueden no ser eficaces.

Tratamiento de la criptosporidiosis

  • Para la diarrea persistente, nitazoxanida

  • Para las personas con sida, el tratamiento de la infección por el VIH y la nitazoxanida

  • Si la diarrea es grave, líquidos y un fármaco antidiarreico

Las personas con el sistema inmunitario sano suelen recuperarse por sí mismas. Si tienen diarrea persistente, la nitazoxanida (un fármaco antiparasitario) puede ayudar a acelerar la recuperación.

En el caso de las personas que tienen sida, la terapia más importante es tratar la infección por VIH. Cuando dicho tratamiento fortalece el sistema inmununitario debilitado, la diarrea por lo general se reduce. Los médicos también les administran dosis elevadas de nitazoxanida. No obstante, a menos que se corrija el problema del sistema inmunitario, la diarrea puede continuar de por vida.

Una persona con diarrea intensa puede requerir tratamiento oral o intravenoso con suero, y fármacos antidiarreicos como la loperamida. Sin embargo, la loperamida no ayuda a las personas con sida.

Recursos en este artículo