Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Infección por tricocéfalos

(Tricuriasis)

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

La infección por tricocéfalos es una infección intestinal causada por el nematodo Trichuris trichiura.

  • La infección se adquiere al ingerir alimentos contaminados con tierra que contenga huevos de gusano o por ingestión de huevos después del contacto con tierra contaminada.

  • Aunque la persona infectada puede no presentar síntomas, es posible que aparezcan dolor abdominal, pérdida de apetito, diarrea, hemorragia intestinal o anemia, en función de la gravedad de la infección.

  • Los médicos suelen diagnosticar la infección mediante la identificación de los huevos en una muestra de heces.

  • Un saneamiento adecuado y una buena higiene personal ayudan a evitar la propagación de la infección.

  • Se utiliza un fármaco antiparasitario, como el albendazol, para tratar la infección.

La tricuriasis es una infección frecuente, que ocurre principalmente en las regiones subtropicales y tropicales, donde las deficientes condiciones sanitarias y un clima cálido y húmedo establecen las condiciones necesarias para que los huevos de Trichuris se incuben en el suelo. Cerca de 800 millones de personas están infectadas en todo el mundo.

Transmisión

Las personas se infectan con el parásito:

  • Tragando alimentos contaminados por tierra que contiene los huevos

  • Al pasar los huevos de sus manos a la boca después de tener contacto con tierra contaminada

Los niños pueden ingerir tierra contaminada.

Las larvas maduran en el intestino delgado, migran al intestino grueso y entierran la cabeza en el revestimiento intestinal. Cada larva produce un gusano de cerca de 12 cm; se estima que cada gusano vive entre 1 y 2 años, aunque algunos pueden sobrevivir más tiempo. Los huevos se excretan en las heces.

Síntomas

Las infecciones leves no suelen producir síntomas.

Cuando el número de gusanos en el colon es muy abundante, aparecen dolor abdominal, pérdida de apetito y diarrea. Las personas con muchos gusanos, sobre todo niños, sufren diarrea crónica, pérdida de peso, hemorragia intestinal y anemia. Algunas veces la infección masiva provoca prolapso rectal.

Diagnóstico

  • Análisis de una muestra de heces

El médico basa el diagnóstico de tricuriasis en la detección de huevos del gusano en muestras de materia fecal examinadas al microscopio o, a veces, por medio de la observación de gusanos adultos durante una colonoscopia.

Prevención

La prevención depende de:

  • Condiciones sanitarias adecuadas (en particular instalaciones sanitarias y baños)

  • Una buena higiene personal

Hay que lavarse las manos antes de manipular los alimentos y abstenerse de comer fruta y verdura sin lavar.

Tratamiento

  • Mebendazol, albendazol o ivermectina (fármacos antiparasitarios que eliminan gusanos—fármacos antihelmínticos)

Para tratar la infección por tricocéfalo se usan mebendazol, albendazol o ivermectina por vía oral. A veces basta 1 única dosis grande de albendazol, pero si la infección es grave se administra dos veces al día durante 3 días. El albendazol tomado diariamente durante 3 días es una alternativa. Ni el mebendazol ni el albendazol se administran a mujeres embarazadas, ya que dichos fármacos pueden causar daño al feto.

Recursos en este artículo