Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Meningoencefalitis amebiana primaria

Por Richard D. Pearson, MD, Emeritus Professor of Medicine, University of Virginia School of Medicine

La meningoencefalitis amebiana primaria es una enfermedad, rara y por lo general mortal, del sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal); es causada por Naegleria fowleri.

Las amebas que causan esta infección viven en agua dulce y a menudo estancada, en todo el planeta. Cuando las personas, por lo general niños o adultos jóvenes, nadan en agua contaminada, las amebas pueden penetrar en el sistema nervioso central a través de la mucosa nasal. Al alcanzar el encéfalo, causan inflamación, muerte tisular y hemorragias.

Síntomas

Los síntomas comienzan en un plazo de 1 a 2 semanas. A veces el primer síntoma es un cambio en el olfato o el gusto. Más tarde, aparecen dolor de cabeza, rigidez de nuca, fotosensibilidad, náuseas y vómitos. Las personas afectadas desarrollan confusión y somnolencia y sufren convulsiones. La infección progresa rápidamente, causando la muerte en un plazo de 10 días.

Diagnóstico

  • Punción lumbar y análisis del líquido cefalorraquídeo

  • Biopsia cerebral

Los médicos sospechan la infección en personas con síntomas que recientemente hayan estado nadando en agua dulce, pero el diagnóstico es difícil de confirmar. Mediante la punción lumbar se obtiene una muestra de líquido cefalorraquídeo (el líquido que recubre el cerebro y la médula espinal). Esta prueba permite excluir otras posibles causas de meningitis e infecciones encefálicas, pero no siempre se logra encontrar las amebas en la muestra.

En algunas ocasiones se extrae una muestra de tejido encefálico para examinarla al microscopio y analizarla (realizar una biopsia).

En laboratorios especializados están disponibles otras técnicas que ofrecen una mayor probabilidad de detectar las amebas. Entre estas técnicas se encuentran: el cultivo, la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para comprobar la presencia de material genético de la ameba y tinciones especiales para identificar las amebas en el tejido cerebral.

Tratamiento

  • Una combinación de fármacos

Dado que pocas personas sobreviven, es difícil determinar el mejor tratamiento. Los médicos suelen utilizar una combinación de fármacos que consiste en:

  • Miltefosina, que debe obtenerse en los Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

y uno o más de los siguientes: