Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Microsporidiosis (microsporidiasis)

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

La microsporidiosis es una infección causada por los protozoos Microsporidia Los síntomas dependen de los órganos infectados, pero la infección suele causar diarrea, otros síntomas intestinales o síntomas oculares.

  • Esta infección causa síntomas principalmente en personas con el sistema inmunitario debilitado, como las personas con sida.

  • Los síntomas varían, pero incluyen diarrea crónica, dolor abdominal, fiebre, pérdida de peso e inflamación ocular.

  • Los médicos diagnostican la infección mediante la identificación de los protozoos en una muestra del tejido infectado.

  • Los fármacos antiparasitarios pueden controlar la infección, pero no eliminarla.

Varias especies de Microsporidia causan infecciones en los seres humanos, aunque los síntomas suelen aparecer en personas con sida u otros trastornos que debiliten el sistema inmunitario. Estos protozoos pueden infectar el intestino, el conducto biliar, la córnea, los músculos, las vías respiratorias, las vías urinarias y en algunos casos el encéfalo. La infección puede diseminarse por todo el organismo.

Las especies de Microsporidia se propagan a través de esporas, que pueden ser ingeridas o inhaladas, o bien entrar a través de los ojos. Pueden transmitirse de persona a persona o por contacto con un animal. En el interior del cuerpo, las esporas perforan una célula y le inyectan material que a su vez se convertirá en esporas. Al final la célula se rompe, liberando las esporas, que después se extienden por todo el organismo causando inflamación o son excretadas a través de la respiración, las heces o la orina.

Síntomas de la microsporidiosis

Los síntomas de la microsporidiosis varían en función de:

  • La especie que provoca la infección

  • Qué órganos están afectados

  • El buen funcionamiento del sistema inmunitario de la persona afectada

Las personas con un sistema inmunitario sano no suelen tener síntomas, pero la microsporidiosis puede causar diarrea crónica en personas con sida. Otros síntomas de microsporidiosis consisten en dolor abdominal, ictericia, fiebre, pérdida de peso, tos persistente, dolor en el costado, dolores musculares, cefalea e inflamación ocular con enrojecimiento. Puede darse visión borrosa. Si la infección es grave, puede resultar en ceguera.

Diagnóstico de la microsporidiosis

  • Examen al microscopio de una muestra de tejido afectado

Los médicos examinan una muestra del tejido afectado bajo un microscopio para diagnosticar la microsporidiosis, por lo general utilizando técnicas especiales para contribuir a visibilizar mejor los protozoos. Puede ser necesario tomar muestras de heces, orina, sangre, esputo, líquido cefalorraquídeo (mediante punción lumbar), la córnea (mediante raspado) u otro tejido (mediante biopsia).

También se realizan pruebas especiales para identificar el material genético del parásito (ADN) en la muestra.

Tratamiento de la microsporidiosis

  • Para la diarrea persistente, albendazol (un fármaco utilizado habitualmente para tratar las infecciones por gusanos parasitarios, lo que se conoce como un medicamento antihelmíntico).

Si el sistema inmunitario es normal, la microsporidiosis no suele requerir tratamiento.

Para la diarrea persistente, el albendazol tomado por vía oral puede ayudar a controlar los síntomas si la especie causante de la infección es susceptible a dicho fármaco. Sin embargo, el fármaco no elimina la infección.

Si la persona afectada tiene sida también es muy importante que la infección por el VIH se trate con la mayor eficacia posible. Dicho tratamiento puede fortalecer el sistema inmunitario debilitado y por lo tanto suele ayudar a controlar la diarrea.

Los colirios que contengan albendazol y fumagilina alivian los síntomas oculares. Si no son eficaces, puede requerirse cirugía reparadora de la córnea (queratoplastia).