Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Rickettsiosis varioliforme

(rickettsiosis vesicular)

Por William A. Petri, Jr, MD, PhD, Wade Hampton Frost Professor of Medicine and Chief, Division of Infectious Diseases and International Health, University of Virginia School of Medicine

La rickettsiosis varioliforme es una enfermedad por rickettsias causada por Rickettsia akari.

Las rickettsias son un tipo de bacteria que puede vivir sólo dentro de las células de otros organismos (véase también Introducción a las infecciones por rickettsias). Las rickettsias que causan la rickettsiosis por lo general viven en ratones (huésped).

La rickettsiosis varioliforme aparece en muchas áreas de los Estados Unidos y en Rusia, Corea y África. Las rickettsias se transmiten a las personas a través de la picadura de una nigua (la larva de un ácaro) o un ácaro adulto. Los ácaros también pueden transmitir la bacteria a los ratones domésticos.

Los síntomas de la rickettsiosis varioliforme suelen ser leves. En la zona de la mordedura, aparece una pequeña úlcera similar a un botón, cubierta por una costra negra (escara). Una semana más tarde, aparecen otros síntomas: fiebre con escalofríos y sudoración, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, dolores musculares, y una erupción generalizada. También es posible que se inflamen los ganglios linfáticos cercanos.

El diagnóstico de la rickettsiosis varioliforme se sospecha a partir de los síntomas. Pueden llevarse a cabo análisis de sangre que detectan anticuerpos contra la bacteria. Sin embargo, estas pruebas no permiten detectar los anticuerpos hasta al menos varios días después del inicio de la enfermedad. Por lo tanto, estas pruebas no ayudan a los médicos a diagnosticar la infección inmediatamente después de que se contraiga, pero pueden ayudar a confirmar el diagnóstico. Para confirmar el diagnóstico, puede realizarse un ensayo de inmunofluorescencia o utilizar la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés).

El tratamiento de la rickettsiosis varioliforme consiste en antibióticos, por lo general doxiciclina administrada por vía oral durante 5 días.

La prevención de la rickettsiosis varioliforme implica el control de la población de ratones y el uso de pesticidas para matar los ácaros.