Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vacuna contra el neumococo

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Para obtener más información, consulte la Pneumococcal Conjugate (PCV13) vaccine information statement y Pneumococcal Polysaccharide vaccine information statement (Declaraciones informativas acerca de la vacuna polisacárida contra el neumococo y acerca de la vacuna conjugada contra el neumococo).

Las vacunas neumocócicas (vacunas antineumocócicas o vacunas contra el neumococo) ayudan a proteger contra las infecciones bacterianas causadas por Streptococcus pneumoniae (infecciones neumocócicas), tales como infecciones de oído (otitis), sinusitis, neumonía, infecciones del torrente sanguíneo y meningitis.

Administración

La vacuna neumocócica está disponible en dos formulaciones.

  • La vacuna conjugada (PCV13) protege contra 13 tipos de neumococos.

  • La vacuna polisacárida (PPSV23) protege contra 23 tipos de bacterias neumocócicas.

La vacuna conjugada (PCV13) se recomienda rutinariamente para:

  • Todos los niños: suele administrarse a los 2 meses, a los 4 meses, a los 6 meses y entre los 12 y los 15 meses de edad.

  • Todos los adultos de 65 años o más

La vacuna conjugada también se recomienda para toda persona entre 6 y 64 años con un riesgo elevado de desarrollar estas infecciones neumocócicas. Si las personas de 65 o más años de edad recibieron su primera dosis de la vacuna polisacárida cuando eran menores de 65 años y han pasado 5 o más años desde la primera dosis, se les administra una segunda dosis al cabo de 5 años como mínimo de la primera. Por ejemplo, si se les administró la primera dosis a los 64 años, se les administra la segunda a los 69 o más años de edad.

La vacuna polisacárida (PPSV23) se recomienda rutinariamente para:

  • Todos los adultos de 65 años o más

La vacuna de polisacáridos también se administra a niños mayores con alto riesgo de desarrollar neumonía u otra infección neumocócica. Se administra en dos dosis: la primera dosis a la edad de 24 meses y la segunda de 3 a 5 años después de la primera.

La vacuna de polisacáridos también se recomienda para toda persona entre 6 y 64 años con un riesgo elevado de desarrollar estas infecciones neumocócicas. Esta vacuna es eficaz aproximadamente en 2 de cada 3 adultos, aunque es menos eficaz en personas de edad avanzada debilitadas. Es más efectiva en la prevención de algunas complicaciones graves de la infección por neumonía neumocócica (como por ejemplo la meningitis y las infecciones del torrente sanguíneo) que en la prevención de la neumonía en sí. Si la vacuna neumocócica se administra por primera vez a los 65 años, se administra en primer lugar la vacuna conjugada y la vacuna polisacárida se administra 1 año después.

Efectos secundarios

En algunos casos, aparece dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección. Otros efectos secundarios incluyen fiebre, irritabilidad, somnolencia, pérdida de apetito y vómitos.