Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vacuna contra la Hepatitis B

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Para obtener más información, consulte Hepatitis B vaccine information statement.

La vacuna contra la hepatitis B ayuda a proteger contra esta enfermedad y contra las complicaciones que pueden ir asociadas a ella (hepatitis crónica, cirrosis y cáncer de hígado). Por lo general, la hepatitis B es más grave que la hepatitis A y en ocasiones llega a ser mortal. Los síntomas pueden ser leves o graves, e incluyen pérdida del apetito, náuseas y fatiga. En un 5-10% de los casos, la hepatitis B resulta crónica y puede conducir a la cirrosis y al cáncer de hígado.

Administración

La vacuna de la hepatitis B se administra en una serie de 3 inyecciones intramusculares. Sin embargo, si las personas que han sido vacunadas se exponen al virus, el médico mide su nivel de anticuerpos contra la hepatitis B. Si la cantidad de dichos anticuerpos es baja, es posible que se necesite administrar otra dosis de vacuna.

A los niños se les administran habitualmente tres dosis: al nacer, entre 1 y 2 meses de edad y entre 6 y 18 meses de edad.

La vacunación también se recomienda a cualquier adulto que desee protegerse contra la hepatitis B y a todos los adultos no vacunados que están en mayor riesgo de contraer la hepatitis B, como en los casos siguientes:

  • Trabajadores en el ámbito de la salud

  • Quienes viajen a zonas donde la enfermedad es frecuente

  • Afectados por un trastorno hepático crónico

  • Las personas con insuficiencia renal, incluyendo aquellos que necesitan diálisis

  • Quienes se inyectan drogas u otras sustancias similares

  • Personas con varias parejas sexuales

  • Hombres que mantienen relaciones homosexuales

  • Las parejas sexuales y las personas con quienes conviva un portador de la hepatitis B

  • Las personas con infección por VIH

  • Los menores de 60 años con diabetes

Efectos secundarios

En algunos casos el lugar de la inyección se enrojece y se produce fiebre moderada. A las personas con un historial de reacción alérgica grave a la levadura, utilizada en la producción de la vacuna de la hepatitis B, no debe administrárseles la vacuna.