Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tuberculosis miliar (TB)

(Tuberculosis Diseminada)

Por Dylan Tierney, MD, Instructor;Associate Physician, Division of Global Health Equity, Harvard Medical School;Brigham and Women's Hospital ; Edward A. Nardell, MD, Associate Professor;Associate Physician, Harvard Medical School, Departments of Medicine, Social, and Global Health;Brigham & Women's Hospital, Div. of Global Health Equity

La tuberculosis miliar es un tipo de tuberculosis potencialmente letal que tiene lugar cuando una gran cantidad de bacterias se desplazan por el torrente sanguíneo y se diseminan por todo el organismo.

La tuberculosis es una infección contagiosa causada por una bacteria, transportada por el aire, denominada Mycobacterium tuberculosis. La tuberculosis suele afectar a los pulmones, ya sea en una única zona de estos o en varias. La tuberculosis miliar recibe su nombre porque la gran cantidad de pequeñas lesiones que se forman en los pulmones son del tamaño del mijo, las pequeñas semillas redondeadas que se encuentran en la comida para pájaros.

Tuberculosis miliar puede afectar un único órgano o varios órganos o bien ocurrir en todo el organismo. A menudo afecta los pulmones, el hígado y la médula ósea, pero puede afectar cualquier órgano, incluidos los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal (meninges) y la membrana que rodea el corazón (pericardio).

La tuberculosis miliar se produce con mayor frecuencia en los casos siguientes:

  • Niños menores de 4 años

  • Personas con un sistema inmunitario debilitado

  • Personas de edad avanzada

Síntomas

Los síntomas de la tuberculosis miliar pueden ser inespecíficos y difíciles de identificar. Incluyen pérdida de peso, fiebre, escalofríos, debilidad, malestar general y dificultad para respirar.

Si la infección afecta la médula ósea, puede causar anemia grave y otras anomalías de la sangre, que hacen pensar en una leucemia.

Si las bacterias se liberan de forma intermitente a la circulación sanguínea a partir de una lesión oculta, la persona afectada puede sufrir fiebre oscilante y perder peso gradualmente hasta consumirse.

Diagnóstico

  • Examen y cultivo de una muestra del área infectada

  • Prueba cutánea de tuberculina (prueba de Mantoux)

  • Análisis de sangre para detectar la tuberculosis

  • Radiografía de tórax

El diagnóstico de la tuberculosis miliar es similar al diagnóstico de la tuberculosis pulmonar.

Las muestras de líquidos infectados pueden ser examinadas al microscopio y/o enviadas a un laboratorio para su cultivo y análisis. Las muestras pueden ser:

  • Sangre

  • Líquido cefalorraquídeo obtenido mediante una punción en la médula (punción lumbar)

  • Orina

  • Líquido procedente del espacio entre los pulmones y la pared torácica (pleura)

  • Líquido del pericardio

  • Líquido articular

Se realiza la prueba de la tuberculina y análisis de sangre para detectar la tuberculosis (ensayo de liberación de interferón gamma).

Una radiografía de tórax puede mostrar las innumerables manchas de pequeño tamaño características de la tuberculosis miliar. En función de las áreas del cuerpo que estén afectadas, se realizan otras pruebas de diagnóstico por la imagen. Estas pruebas pueden consistir en tomografía computarizada (TC), ecografía y resonancia magnética nuclear.

Tratamiento

  • Antibióticos

  • Corticoesteroides

  • A veces, intervención quirúrgica

Generalmente, el tratamiento de la tuberculosis miliar es similar al tratamiento de la tuberculosis pulmonar.

Los antibióticos suelen administrarse durante un período de entre 6 y 9 meses, a menos que las meninges estén afectadas. En este caso, se administran antibióticos durante 9 a 12 meses.

Los corticoesteroides pueden resultar beneficiosos si el pericardio o las meninges están afectados.

Las bacterias de la tuberculosis pueden desarrollar fácilmente resistencia a los antibióticos, sobre todo cuando las personas no toman los fármacos con regularidad o durante el tiempo que se supone que deben hacerlo.

Para algunas complicaciones de la tuberculosis miliar es necesaria la cirugía.

Recursos en este artículo