Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Embarazo ectópico

El ovario de la mujer libera un óvulo, o huevo, todos los meses durante la ovulación. Las fimbrias, proyecciones similares al dedo pequeño que se encuentran en el extremo de la trompa de Falopio, capturan el óvulo y lo dirigen al interior. Aquí, dentro de la trompa de Falopio, es donde normalmente ocurre la concepción. Los espermatozoides se desplazan a través del sistema reproductor femenino hacia la trompa de Falopio, donde finalmente fecundan el óvulo. Únicamente un espermatozoide puede fertilizar un óvulo. El óvulo recientemente fecundado se desplaza a lo largo de la trompa de Falopio hacia el útero, donde puede implantarse y desarrollarse hasta el parto. Sin embargo, en algunos casos, ciertas complicaciones pueden hacer que el óvulo se implante en otras partes, en lugar del revestimiento uterino. Uno de estos casos es conocido como embarazo ectópico o extrauterino. Si bien la mayoría de los embarazos ectópicos tienen lugar en las trompas de Falopio, también pueden desarrollarse en el abdomen, los ovarios o el cuello uterino. Si el embarazo continúa sin intervención, puede provocar la rotura de la trompa de Falopio y, en consecuencia, una hemorragia intraabdominal que pone en peligro la vida. Debido a este riesgo, el embarazo ectópico está considerado un cuadro de emergencia médica que requiere atención médica en forma inmediata.

Ubicaciones