Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Miopía e hipermetropía

Durante la visión normal, la luz pasa a través de la córnea, la cubierta transparente del ojo, y luego a través de la pupila, que es en realidad un agujero en la parte coloreada del ojo (el iris). Posteriormente, la luz pasa a través de la lente, que enfoca la imagen en la retina, en la parte posterior del ojo. En este punto, la imagen se convierte en señales eléctricas que se envían al cerebro. Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero como la longitud del ojo es excesiva, las imágenes de los objetos distantes se enfocan delante de la retina, por lo que las imágenes se ven borrosas. Una persona hipermétrope ve los objetos lejanos con claridad y los objetos cercanos aparecen borrosos debido a que la lente enfoca las imágenes en un punto detrás de la retina. Un médico puede diagnosticar estos trastornos con un examen oftalmológico estándar.