Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Glaucoma

En el interior del ojo hay dos cámaras llenas de líquido. El líquido intraocular, o líquido del ojo, es responsable de mantener la cantidad correcta de presión dentro del ojo, lo que mantiene la forma del ojo intacta. Este líquido es claro y acuoso en la parte delantera, o la cámara anterior del ojo. La parte dorsal, o cámara grande posterior, está llena de un líquido gelatinoso espeso, que se conoce como el humor vítreo. El líquido ocular claro y acuoso en la cámara anterior se llama humor acuoso, que continuamente se está formando y se absorbe a medida que fluye a través del ojo. Este líquido se forma cerca del cristalino, fluye a la cámara frontal del ojo, y luego drena en el sistema venoso a través de un conducto de drenaje pequeño. El glaucoma, que es una causa frecuente de ceguera, es una enfermedad que afecta el drenaje del humor acuoso y aumenta la presión dentro del ojo. Hay muchas tipos y causas de glaucoma. A menudo, el glaucoma se produce cuando una malla similar a una esponja que filtra el líquido ocular se vuelve compacta y evita que el líquido entre en el conducto, o cuando el iris del ojo cubre la abertura del canal. En cualquier caso, la acumulación de líquido dentro del ojo crea una presión que ejerce presión en la parte posterior del ojo y daña el nervio óptico. Este nervio es responsable de transmitir las imágenes al cerebro. Con el tiempo, el aumento de la presión puede resultar en puntos ciegos e incluso en ceguera total. El tratamiento adecuado puede detener o hacer más lenta la progresión de la enfermedad, pero no puede restaurar la visión perdida.

Ubicaciones