Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tomografía por Emisión de positrones/tomografía computarizada (TEP/TC)

Un escáner de TEP/TC fusiona la capacidad de la TEP y de la TC en una sola máquina para identificar el tejido anómalo y su ubicación. Sin embargo, los antiguos escáneres estándar generalmente omitían pequeñas lesiones debido al movimiento causado por el ciclo respiratorio, el latido del corazón o los movimientos del paciente.

Las nuevas tecnologías permiten que el escáner de TEP/TC detecte lesiones de hasta 2,00 mm y delinee mejor los límites, lo que permite encontrar tejidos cancerosos más temprano y evita exponer tejidos viables a la radiación. Estos escáneres también tienen la capacidad de regular la respiración lo que le agrega detalles y claridad a las áreas que están sometidas a movimiento, tales como el corazón y los pulmones.

Durante este procedimiento, el paciente recibe primero la inyección de un radiofármaco, que tarda alrededor de 60 a 90 minutos en distribuirse por todo el cuerpo.

Luego el paciente se acuesta sobre una mesa que se desplaza lentamente a través de un escáner en forma de anillo mientras este obtiene la información que necesita para generar las imágenes. El paciente no debería sentir nada durante la exploración, que puede durar de 15 a 60 minutos.

La plataforma estática del escáner permite a los médicos identificar de manera precisa múltiples lesiones pequeñas en áreas afectadas por el movimiento. Una vez finalizado el estudio el médico puede revisar estas detalladas imágenes. Además, el escáner tiene un programa informático que guarda en memoria y superpone las imágenes para que se puedan detectar las diferencias de una cita a otra.