Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Anastomosis en Y de Roux

El proceso de la digestión comienza en la boca, donde la masticación y la saliva empiezan a fragmentar y descomponer los alimentos. La digestión continúa en el estómago, donde el alimento se convierte en un líquido llamado quimo. A continuación, el quimo pasa al intestino delgado. Aquí, las enzimas del páncreas y el hígado digieren aún más la comida. También es en el intestino delgado donde se absorben todos los nutrientes y vitaminas. En el revestimiento del intestino delgado existen pequeñas proyecciones en forma de dedo llamadas vellosidades, que permiten que los alimentos digeridos penetren en el torrente sanguíneo. La anastomosis en Y de Roux es el procedimiento quirúrgico que se realiza con más frecuencia para conseguir la pérdida de peso. Durante la primera parte de la intervención, se utilizan grapas para crear una pequeña bolsa con parte del estómago. Con este paso se restringe la cantidad de alimento que el paciente puede consumir a aproximadamente 30 g. El resto del estómago, la parte más grande, se separa de la bolsa pero no se extirpa. El segundo paso de este procedimiento consiste en dividir el intestino delgado justo por debajo del duodeno, la primera parte del intestino delgado. A continuación, el segundo tramo del intestino delgado, el yeyuno, se lleva hacia arriba y se conecta con la bolsa que se ha creado. El duodeno se vuelve a conectar al nuevo extremo intestinal, con lo que el intestino queda en la forma de "Y" que da nombre al procedimiento. Con la derivación del duodeno, se evita la absorción de nutrientes y calorías, con lo cual se consigue una pérdida de peso significativa. Las complicaciones específicas de la anastomosis en Y de Roux incluyen el "síndrome de dumping", la formación de hernias y las deficiencias nutricionales.

Ubicaciones