Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al sistema musculoesquelético

Por S. Gene McNeeley, MD, Clinical Professor;Chief of Gynecology, Center for Advanced Gynecology and Pelvic Health, Michigan State University, College of Osteopathic Medicine;Trinity Health

Los tumores ginecológicos no cancerosos (benignos) son los quistes, los pólipos y los miomas. Los tumores benignos pueden desarrollarse en la vulva, la vagina, el útero o los ovarios.

Los quistes son sacos cerrados, separados del tejido que los rodea. A menudo contienen líquido o material semisólido. Los quistes que se producen frecuentemente en los órganos genitales son los siguientes:

En ocasiones, los quistes o tumores en un ovario pueden ocasionar que el mismo se torsione, un trastorno denominado torsión de anejo (ver Torsión anexial).

En raras ocasiones, algunos crecimientos se vuelven malignos (ver Introducción a los tumores malignos del aparato reproductor femenino).

Otro trastorno es el estrechamiento del conducto a través de la porción inferior del útero (cuello uterino) hacia la parte superior más amplia (cuerpo), trastorno denominado estenosis cervical (ver Estenosis cervical).