Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al aparato reproductor femenino

Por Robert G. Brzyski, MD, PhD, The University of Texas Health Science Center at San Antonio ; Jennifer Knudtson, MD, University of Texas Health Science Center at San Antonio

El aparato reproductor femenino consta de los órganos genitales externos e internos. En ocasiones, las mamas se consideran como parte del aparato reproductor (ver Introducción a los trastornos de la mama). Sin embargo, otros órganos del cuerpo también afectan al desarrollo y al funcionamiento del aparato reproductor. Estos incluyen:

  • El hipotálamo (un área del cerebro)

  • La hipófisis (una glándula situada en la base del cerebro, justo debajo del hipotálamo)

  • Las glándulas suprarrenales (localizadas en la parte superior de los riñones)

El hipotálamo coordina las interacciones que se producen entre los órganos genitales, la hipófisis (glándula pituitaria) y las glándulas suprarrenales para regular el aparato reproductor femenino (ver figura Glándulas endocrinas principales). Estas estructuras interaccionan mediante la liberación de hormonas, que son mensajeros químicos que controlan y coordinan las actividades del organismo. El hipotálamo segrega la hormona liberadora de gonadotropina, la cual estimula la hipófisis para que produzca las hormonas luteinizante (lutropina) y foliculoestimulante. Estas hormonas inducen en los ovarios la secreción de las hormonas sexuales femeninas, los estrógenos y la progesterona, así como la de algunas hormonas masculinas (andrógenos). Las hormonas sexuales masculinas tienen entre sus funciones estimular el crecimiento del vello púbico y axilar durante la pubertad, y mantener la masa muscular tanto en las niñas como en los niños. Después del parto, el hipotálamo emite señales a la hipófisis para que produzca prolactina, una hormona que estimula la producción de leche. Las glándulas suprarrenales producen pequeñas cantidades de hormonas sexuales femeninas y masculinas.