Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Pubertad en las niñas

Por Robert G. Brzyski, MD, PhD, The University of Texas Health Science Center at San Antonio ; Jennifer Knudtson, MD, University of Texas Health Science Center at San Antonio

Se denomina pubertad a la fase en la cual se producen las modificaciones que darán lugar a las características físicas de la edad adulta y que conferirán la capacidad reproductora. Las variaciones en los niveles de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante producidas por la hipófisis regulan los cambios físicos que aparecen durante la pubertad. En el momento del nacimiento, los niveles de estas dos hormonas son altos, pero descienden en pocos meses y se mantienen bajos hasta la pubertad. Al comienzo de la pubertad, los niveles de las hormonas luteinizante y foliculoestimulante aumentan y estimulan la producción de hormonas sexuales. El aumento de las hormonas sexuales (principalmente de los estrógenos) produce cambios físicos, que incluyen la maduración de las mamas, los ovarios, el útero y la vagina. Normalmente, estos cambios ocurren de forma secuencial desde la pubertad hasta alcanzar la madurez sexual.

Existen diversos factores que influyen en la aparición de la pubertad y en la velocidad de sus cambios, como:

  • La nutrición y el estado de salud: en Estados Unidos, actualmente la pubertad comienza unos 3 años antes que hace un siglo. Las razones probablemente incluyen las mejoras en nutrición y en el estado de salud.

  • Peso: la pubertad tiende a aparecer antes en las niñas con un ligero sobrepeso, y a hacerlo más tarde en aquellas con falta de peso y malnutrición.

  • Genética: la pubertad aparece antes en las niñas cuyas madres maduraron antes.

  • Grupo étnico: la pubertad tiende a aparecer antes en las niñas de ascendencias africana y latinoamericana que en niñas asiáticas o de otros orígenes.

El primer cambio que se produce durante la pubertad suele ser el inicio del desarrollo mamario. En las niñas de Estados Unidos, este cambio por lo general tiene lugar entre los 8 y los 13 años de edad. A continuación comienza a aparecer el vello púbico y axilar. Por lo general, el intervalo entre el desarrollo mamario y el primer periodo menstrual (menarquia) es de 2 a 3 años. En Estados Unidos, en promedio, las niñas tienen el primer periodo a los 13 años, pero varía ampliamente (entre los 10 y los 16 años de edad), dependiendo de muchos factores. Los ciclos menstruales suelen ser irregulares al principio y pueden tardar hasta 5 años en hacerse regulares. También durante la pubertad cambia la figura de la niña: aumenta el porcentaje de grasa corporal y se acumula en las caderas y los muslos.

El crecimiento que acompaña a la pubertad comienza aproximadamente cuando aparece el vello púbico y axilar. Este crecimiento es más rápido al inicio de la pubertad (antes de la aparición de la menstruación) y alcanza el máximo a la edad de 12 años. Luego disminuye de manera considerable y habitualmente se detiene entre los 14 y los 16 años de edad.

Hitos en el desarrollo sexual

Durante la pubertad, el desarrollo sexual sigue una secuencia fija. Sin embargo, el momento de aparición y su rapidez varían entre las personas. En las chicas, la pubertad comienza entre los 8 años y medio y los 10 años, y dura unos 4 años. Este gráfico muestra la secuencia típica y el intervalo de desarrollo normal de los hitos del desarrollo sexual.

Recursos en este artículo