Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Embolia de líquido amniótico

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

La embolia de líquido amniótico ocurre cuando parte del líquido que rodea al feto en el útero (líquido amniótico) penetra en el torrente sanguíneo de la madre, por lo general durante un parto particularmente difícil.

Una embolia de líquido amniótico es un suceso muy raro. El riesgo aumenta cuando:

  • El parto es por cesárea o se utilizan forceps.

  • La mujer es mayor.

  • Hay más de un feto.

  • La placenta se separa muy pronto (desprendimiento de placenta) o su posición no es la normal (placenta previa).

  • La mujer ha sufrido una lesión abdominal.

El líquido puede causar una reacción grave en la mujer. Su frecuencia cardíaca puede acelerarse y su ritmo cardíaco volverse irregular, y puede sufrir un colapso, un choque (shock) o incluso un paro cardíaco. Alrededor de un 13 a 44% de las mujeres con embolia de líquido amniótico muere. Que la coagulación de la sangre se extienda (coagulación intravascular diseminada), a veces también con hemorragia, es una complicación habitual que requiere una asistencia urgente.

Es fundamental un diagnóstico y un tratamiento precoces. El médico diagnostica este problema basándose principalmente en los síntomas.

Estas mujeres suelen recibir una transfusión de sangre y hemoderivados. La inyección de un factor de coagulación (que permite coagular la sangre) puede salvarle la vida. Puede que la mujer precise asistencia respiratoria o fármacos que mejoren la contractilidad cardíaca.