Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Sufrimiento fetal

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

El sufrimiento fetal hace referencia a los signos que se presentan antes y durante el parto, que indican que el feto no está bien.

El sufrimiento fetal es una complicación infrecuente del parto. Se produce, por lo general, cuando el feto no ha recibido suficiente oxígeno. El sufrimiento fetal puede ocurrir cuando el embarazo termina demasiado tarde (posmaduro) o cuando aparecen complicaciones en el embarazo o el parto.

Los médicos suelen identificar el sufrimiento fetal basándose en un patrón anómalo de la frecuencia cardíaca del feto. Durante todo el trabajo de parto se controla la frecuencia cardíaca del feto mediante un monitor electrónico (cardiotocografía) o bien por medio de un dispositivo portátil de ecografía Doppler para controlar la frecuencia cardíaca cada 15 minutos durante las fases iniciales y después de cada contracción al final del trabajo de parto.

Si se detecta una anomalía importante en la frecuencia cardíaca, habitualmente puede corregirse:

  • Administrando oxígeno a la mujer

  • Aumentando la cantidad de líquidos que se aportan a la mujer por vía intravenosa

  • Haciendo que la mujer repose de costado

Si estas medidas no resultan eficaces, se extrae el bebé lo más rápido posible mediante forceps, ventosa o cesárea.

¿Sabías que...?

  • El primer signo de sufrimiento fetal puede ser una frecuencia cardíaca anormal.

A veces, el líquido amniótico (el líquido que rodea al feto en el útero) aparece de color verde después de la rotura de membranas. Normalmente esta coloración se debe a las primeras heces del bebé (meconio). A veces el bebé inhala (aspira) el líquido amniótico que contiene el meconio antes del parto o durante el parto. Si el bebé inhala meconio, puede sufrir dificultad respiratoria poco después del parto (llamado síndrome de aspiración de meconio).

Recursos en este artículo