Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Antecedentes ginecológicos

Por David H. Barad, MD, MS, Director of Assisted Reproductive Technology, Center for Human Reproduction

La evaluación ginecológica comienza con una serie de preguntas relacionadas con la menstruación y la función reproductora. Estas preguntas suelen centrarse en el motivo de la visita a la consulta. Las respuestas son los antecedentes ginecológicos. Una completa anamnesis ginecológica incluye la siguiente información:

  • Edad de inicio de la menstruación (menarquia)

  • Frecuencia, regularidad y duración de la menstruación

  • Cantidad de sangrado menstrual

  • Fecha de los dos últimos periodos menstruales

  • Número de embarazos, fechas en que ocurrieron, resultados y complicaciones

También se incluyen preguntas sobre si el sangrado es excesivo o escaso, y si se produce entre periodos menstruales.

Se suele preguntar sobre la actividad sexual para determinar el riesgo de infecciones ginecológicas, lesiones y embarazo, y para determinar si una mujer tiene algún problema sexual. Se pregunta si se usa o se desea usar un método anticonceptivo, y si interesa recibir asesoramiento u otra información.

El médico también pregunta si se siente dolor, cólicos o cefaleas durante los periodos menstruales, o si se nota dolor durante el coito, en la mitad del ciclo menstrual (que puede indicar que el dolor coincide con la ovulación) o en otras circunstancias. Si hay dolor, se pregunta acerca de su intensidad y qué lo alivia. También se indaga sobre posibles problemas mamarios, tales como dolor, bultos, áreas dolorosas al tacto o enrojecidas, y secreción por los pezones. Por último, se pregunta si la mujer se autoexplora las mamas, con qué frecuencia y si necesita alguna instrucción sobre la técnica.

Se revisan los antecedentes de trastornos ginecológicos y generalmente se obtiene un historial médico y quirúrgico que incluye los problemas de salud previos. Se revisan todos los fármacos que la mujer toma, tanto los recetados como los de venta libre, y si consume drogas, tabaco o alcohol, ya que muchas de estas sustancias afectan a la función ginecológica. También se pregunta sobre abusos psicológicos, físicos o sexuales en la actualidad o en el pasado. Las preguntas acerca de la micción son útiles para descubrir alguna infección en el tracto urinario o problemas de incontinencia.