Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vaginitis tricomoniásica (por Trichomonas )

Por David E. Soper, MD, J. Marion Sims Professor, Department of Obstetrics and Gynecology, Medical University of South Carolina

La vaginitis por trichomonas es una infección vaginal causada por el protozoo Trichomonas vaginalis.

  • En general, es de transmisión sexual.

  • Causa una secreción vaginal de color verde o amarillo, que puede ser abundante, tener olor a pescado e ir acompañada de prurito.

  • Si los síntomas sugieren una infección vaginal, se examina una muestra de la secreción y/o de fluido del cuello uterino y se analiza para detectar los microorganismos que pueden causar infección.

  • Usar siempre un preservativo puede contribuir a prevenir esta infección.

  • Una dosis de metronidazol o tinidazol administrada por vía oral cura la infección en la mayoría de los casos.

El protozoo Trichomonas vaginalis puede producir síntomas poco después de entrar en la vagina, o permanecer en esta o en el cuello del útero (la zona inferior del útero que se abre hacia la vagina) durante semanas o meses sin provocar ningún síntoma. La vejiga también puede infectarse. En los hombres, los protozoos no suelen causar síntomas, y pueden permanecer en el tracto urinario durante varios días o semanas sin causar síntomas. Así, las mujeres y los hombres pueden no ser conscientes de que están infectando a sus parejas sexuales.

Causas

Las infecciones genitales causadas por Trichomonas (tricomoniasis) casi siempre son de transmisión sexual. Las mujeres pueden infectarse por contacto sexual con hombres o con mujeres, pero los hombres solo pueden infectarse por contacto sexual con mujeres, no con hombres. Muchas personas que padecen esta infección tienen otras enfermedades de transmisión sexual.

Debido a que este protozoo puede permanecer en las mujeres durante mucho tiempo sin producir síntomas, determinar cuándo se adquirió la infección, y por lo tanto de quién, puede resultar difícil o imposible.

Esta infección puede aparecer en niños, y en tal caso la causa puede ser el abuso sexual.

Síntomas

Puede comenzar con una secreción vaginal verde o amarilla que a veces es espumosa, abundante o ambas cosas, y que puede tener olor a pescado. El área genital presenta prurito y la vagina aparece enrojecida y dolorosa al tacto. El resultado es que el coito puede producir dolor. Si la vejiga se infecta, también puede aparecer dolor al orinar.

La infección puede provocar una enfermedad inflamatoria pélvica y, en las embarazadas, trabajo de parto y alumbramiento prematuros.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • Examen de una muestra de la secreción y/o de líquido del cuello uterino

Si las niñas o las mujeres tienen secreción vaginal que es inusual o que dura más de unos pocos días, o si presentan otros síntomas vaginales, deben consultar a un médico.

La vaginitis por Trichomonas se sospecha a partir de determinados síntomas, como la aparición de secreciones espumosas de color verde o amarillo. A continuación, el médico pregunta acerca de la secreción, la presencia de otros síntomas y las posibles causas (como las enfermedades de transmisión sexual).

Para confirmar el diagnóstico, el médico efectúa una exploración pélvica. Al explorar la vagina, se toma una muestra de la secreción con un hisopo de algodón. La muestra se examina con un microscopio. Con esta información, el médico generalmente puede identificar el microorganismo que causa los síntomas. Por lo general, también se utiliza un hisopo para tomar una muestra de fluido del cuello uterino; dicha muestra se examina para detectar otras enfermedades de transmisión sexual.

Para determinar si existe otra infección en la pelvis, se exploran el útero y los ovarios insertando los dedos índice y medio (corazón) de una mano enguantada en la vagina y presionando la parte externa del abdomen inferior con la otra. Si esta maniobra causa mucho dolor o la mujer tiene fiebre, puede que exista otra infección.

Si las niñas presentan vaginitis por Trichomonas el médico valora la posibilidad de que la causa sea el abuso sexual.

Prevención

Usar siempre un preservativo durante las relaciones sexuales puede ser eficaz para evitar que se transmita esta infección.

Tratamiento

  • Metronidazol o tinidazol

Una dosis única de metronidazol o tinidazol (antibióticos) por vía oral cura hasta el 95% de las mujeres afectadas. Las parejas sexuales deben recibir tratamiento simultáneamente. No debe ingerirse alcohol durante las 72 horas posteriores a la administración de metronidazol o tinidazol. El consumo de alcohol mientras se toma cualquiera de estos medicamentos puede provocar náuseas, vómitos, calambres, sofocos y cefaleas.

Hasta que la infección se cure deberán utilizarse preservativos durante las relaciones sexuales para ayudar a prevenir la transmisión.