Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Esterilización

Por Laura Sech, MD, Family Planning Fellow, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine ; Daniel R. Mishell, Jr., MD, MSc, Endowed Professor of Obstetrics and Gynecology, Keck School of Medicine, University of Southern California ; Emily Silverstein, MD, Research Project Manager, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Southern California Keck School of Medicine

La esterilización consiste en impedir la reproducción.

  • La interrupción de los conductos que transportan los espermatozoides o el óvulo termina con la capacidad de reproducirse.

  • La vasectomía es un procedimiento breve para el hombre, que se realiza en un consultorio médico.

  • El procedimiento para las mujeres (llamado ligadura de trompas) es más complicado y se puede hacer utilizando un tubo delgado que se inserta a través de una incisión muy pequeña en el abdomen, con instrumentos que se insertan a través de la vagina o mediante una incisión en el abdomen.

Es interesante notar que en sociedades desarrolladas de nuestro entorno cerca de un tercio de todos los matrimonios que utilizan métodos de planificación familiar eligen la esterilización, sobre todo, si la mujer tiene más de 30 años de edad. Para los hombres, el procedimiento se denomina vasectomía. Para las mujeres, la esterilización se puede realizar insertando un tubo delgado a través de una incisión muy pequeña en el abdomen (laparoscopia), insertando los instrumentos a través de la vagina (histeroscopia) o realizando una incisión en el abdomen (minilaparotomía, ver más abajo). La esterilización de las mujeres a menudo se llama ligadura de trompas, que hace referencia a un procedimiento de esterilización específica consistente en ligar las trompas.

Dicha técnica siempre debe considerarse definitiva. Sin embargo, si la pareja cambia de opinión, se puede realizar una operación en que se vuelven a conectar o abrir los conductos apropiados (reanastomosis) con el fin de recuperar la fertilidad. Su éxito depende en parte del procedimiento que se usó para la esterilización. Es menos probable que la reanastomosis sea eficaz en los hombres que en las mujeres y no se puede llevar a cabo cuando se utilizaron ciertos procedimientos para bloquear los conductos. En las parejas, el índice de embarazos es de un 45 a un 60% después de la reanastomosis en los hombres, y de un 50 a un 80% después de la reanastomosis en las mujeres. Si la reanastomosis no tiene éxito, se puede realizar fertilización in vitro (ver Fecundación in vitro (FIV)).

Vasectomía

La vasectomía se utiliza para esterilizar a los hombres. Esta técnica implica el corte y el sellado de los conductos deferentes (los tubos que transportan los espermatozoides desde los testículos). La vasectomía, efectuada por un urólogo en su consulta, dura alrededor de 20 minutos y solo precisa la administración de un anestésico local. Se efectúa una pequeña incisión en cada lado del escroto, se extirpa un trozo de cada conducto deferente y se sellan los extremos abiertos de los conductos. Después de una vasectomía, debe utilizarse un método anticonceptivo de respaldo hasta que se confirme la esterilidad. Por lo general, los hombres no se vuelven estériles hasta que han experimentado unas 20 eyaculaciones después de la operación, porque se almacenan muchos espermatozoides en las vesículas seminales. La esterilidad se confirma cuando una prueba de laboratorio muestra que el semen de dos eyaculaciones, obtenidas generalmente 3 meses después del procedimiento, carece de espermatozoides.

Las complicaciones de la vasectomía incluyen la formación de un trombo en el escroto (en menos de un 5% de los casos), una respuesta inflamatoria al escape de espermatozoides y una reanastomosis espontánea (en menos del 1%). En la reanastomosis espontánea, los tubos cortados se reconectan o desbloquean por sí solos, lo que restaura la fertilidad). Si se produce reanastomosis, suele ocurrir poco después del procedimiento.

Puede reanudarse la actividad sexual, con anticoncepción hasta que se confirme la esterilidad, en cuanto el hombre lo desee después del procedimiento, pero se debe evitar la eyaculación durante los primeros días, ya que puede causar dolor. Alrededor del 0,15% de las mujeres quedan embarazadas después de que su pareja ha sido esterilizada.

¿Sabías que...?

  • Si bien la esterilización se considera permanente, a menudo se puede revertir.

  • Deben seguir usándose métodos anticonceptivos durante un tiempo después de una vasectomía, hasta que las pruebas confirmen que el semen no contiene espermatozoides.

Esterilización de las mujeres

Se pueden utilizar distintos métodos, como la laparoscopia, la histeroscopia o la minilaparotomía. En la mayoría de los casos, estos procedimientos consisten en cortar las trompas de Falopio, que transportan el óvulo desde los ovarios al útero.

Las mujeres que acaban de dar a luz pueden ser esterilizadas de inmediato tras el parto o al día siguiente. La esterilización también puede planificarse por adelantado y efectuarse como una intervención quirúrgica programada.

Suele efectuarse una esterilización laparoscópica. Se introduce un tubo fino, llamado laparoscopio, a través de una incisión muy pequeña en el abdomen de la mujer; el médico corta o cierra las trompas de Falopio de una de las siguientes maneras:

  • Cortar y ligar los extremos cortados (ligadura de trompas)

  • Utilizar un electrocauterio (un dispositivo que produce una corriente eléctrica para cortar el tejido) para sellar herméticamente alrededor de 2,5 cm de cada trompa

  • Emplear dispositivos, como bandas de plástico o clips metálicos, para bloquear las trompas o comprimirlas y mantenerlas cerradas

La ligadura de trompas se suele realizar con un laparoscopio. Este procedimiento implica una incisión justo debajo del ombligo, que se efectúa después de que la mujer haya recibido anestesia general o regional (como la anestesia raquídea). Se realiza en una sala de operaciones.

Las tasas de éxito de la inversión después de la ligadura de trompas varían según la edad:

  • En mujeres entre los 15 y los 30 años de edad: 73%

  • En mujeres entre los 30 y los 33 años de edad: 64%

  • En mujeres entre los 34 y los 49 años de edad: 46%

Por lo general, después de la esterilización laparoscópica, la mujer vuelve a casa el mismo día. Hasta un 6% de las mujeres tienen complicaciones de poca importancia, como puede ser una infección o dolor en la zona de la incisión, o estreñimiento. Menos del 1% tienen complicaciones importantes, como hemorragia o perforaciones en la vejiga o en el intestino.

Cortar las trompas de Falopio: esterilización de las mujeres

Se cortan, sellan o bloquean ambas trompas de Falopio (que transportan el óvulo desde los ovarios al útero) para que los espermatozoides no puedan llegar al óvulo y fecundarlo.

La esterilización histeroscópica se realiza en el consultorio de un médico o en una sala de operaciones. No es necesario efectuar incisiones. Se utiliza anestesia local, con o sin medicamentos para sedar a la mujer (sedantes). El procedimiento consiste en insertar un tubo flexible de visualización (histeroscopio) a través de la vagina y del útero, hasta el interior de las trompas de Falopio. Se pueden insertar espirales (microinserciones) en las trompas de Falopio para sellarlas. La espiral irrita el tejido de las trompas, lo que provoca que se formen cicatrices. El tejido cicatricial bloquea los tubos. Puede tardar hasta 3 meses en formarse, por lo que se debe usar otro método anticonceptivo hasta que se pueda confirmar que las trompas están bloqueadas. Por lo general, la mujer puede volver a casa el mismo día del procedimiento. Unos 3 meses más tarde, la esterilidad se confirma en una radiografía tomada tras inyectar un contraste radiopaco a través de la vagina en el útero y en las trompas de Falopio (histerosalpingografía). Si el contraste no sale por el extremo de las trompas de Falopio, se confirma que están bloqueadas. Este tipo de esterilización no se puede revertir.

A veces, se realiza una minilaparotomía en lugar de la esterilización laparoscópica, sobre todo, cuando la mujer quiere ser esterilizada poco después de haber tenido un bebé. Se utiliza un anestésico general, regional o local. Las mujeres no tienen que permanecer en el hospital más tiempo de lo que sería necesario al dar a luz. Se efectúa una incisión pequeña, de entre 2,5 cm y 7,6 cm, en el abdomen. Entonces, se extrae una sección de cada trompa de Falopio. En comparación con la laparoscopia, la minilaparotomía provoca más dolor y la recuperación es más lenta.

Después de la esterilización laparoscópica o mediante minilaparotomía, es recomendable que la mujer no se coloque nada en la vagina (como tampones o duchas vaginales) y que no mantengan relaciones sexuales durante unas 2 semanas.

Alrededor del 2% de las mujeres quedan embarazadas durante los primeros 10 años después de ser esterilizadas. Alrededor de un tercio de estos embarazos son embarazos ectópicos que se desarrollan en las trompas de Falopio.

La extirpación quirúrgica del útero (histerectomía) también provoca esterilidad. Este procedimiento suele realizarse más como tratamiento de un trastorno que como técnica de esterilización.

Recursos en este artículo