Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cambios fibroquísticos

Por Mary Ann Kosir, MD, Professor of Surgery and Oncology, Wayne State University School of Medicine, Karmanos Cancer Center

Los cambios fibroquísticos (anteriormente denominados enfermedad fibroquística de la mama) se caracterizan por la presencia de dolor mamario, quistes y tumoraciones benignas.

De hecho, la mayoría de las mujeres presentan una cierta tendencia a la formación de bultos en las mamas (incluyendo fibroadenomas), en general en la parte superior externa, cerca de la axila. Muchas de ellas tienen este tipo de tendencia a la formación de bultos, dolor mamario, quistes mamarios o alguna combinación de estos síntomas, una afección conocida como cambios fibroquísticos.

En condiciones normales, las concentraciones de hormonas femeninas, estrógenos y progesterona, fluctúan durante el ciclo menstrual. Cuando aumentan sus concentraciones, las glándulas que producen leche y sus conductos aumentan de volumen, y las mamas retienen líquido aunque luego, cuando sus niveles disminuyen, regresan a la normalidad. (Estas fluctuaciones explican en parte la turgencia y sensibilidad que se produce en las mamas durante un momento concreto de cada ciclo menstrual). Los cambios fibroquísticos pueden ser el resultado de la estimulación repetida por estas hormonas. Los siguientes factores aumentan el riesgo de que se produzcan estos cambios:

  • Comienzo de la menstruación a una edad precoz

  • Tener el primer hijo con 30 años o más

  • No haber tenido hijos

Otros trastornos mamarios, como las infecciones, pueden producir cambios fibroquísticos.

Las zonas abultadas pueden aumentar de tamaño, provocando una sensación de pesadez, malestar, mayor sensibilidad al tacto o quemazón. Los síntomas suelen desaparecer después de la menopausia.

La mayoría de los cambios fibroquísticos no aumentan el riesgo de cáncer de mama, pero algunos de ellos si lo hacen aunque solo ligeramente. Entre los cambios que aumentan el riesgo de cáncer de mama se incluyen los siguientes:

  • Hiperplasia moderada o grave: las células que recubren las glándulas o los conductos mamarios se multiplican considerablemente y su disposición puede distorsionarse (lo que se denomina hiperplasia atípica).

  • Adenosis esclerosante: el número de glándulas mamarias aumenta, y se forma tejido cicatricial, lo que distorsiona la disposición de las glándulas mamarias.

  • Papiloma: tumores benignos, en forma de dedo, que se desarrollan a partir de las células que recubren los conductos mamarios.

  • Fibroadenoma complejo: Las células que recubren los conductos mamarios y el tejido conjuntivo de la mama forman un tumor benigno con muchos tipos de cambios en el tejido, como adenosis esclerosante, hiperplasia y papilomas.

En general, se extrae una muestra de tejido de una zona con apariencia anómala o diferente de otras zonas y se la examina al microscopio (biopsia) para descartar la presencia de cáncer. En algunas ocasiones la muestra de la biopsia puede extraerse utilizando una aguja, pero en otras ocasiones hay que extraerla de forma quirúrgica.

Los cambios fibroquísticos pueden provocar que los senos se vean muy densos en las mamografías y así dificultar la detección del cáncer de mama.

Tratamiento

Si sólo hay un bulto o si uno de los bulto parece ser diferente de los demás, se puede extirpar.

No existe ni se requiere un tratamiento específico para corregir los cambios fibroquísticos, pero algunas medidas ayudan a aliviar los síntomas:

  • Uso de un sujetador suave con una sujeción firme, como por ejemplo un sujetador de deporte

  • Tomar analgésicos, como el paracetamol (acetaminofeno)

A veces se drenan los quistes, pero pueden reaparecer (ver Quistes mamarios).

Si los síntomas son intensos, el médico puede prescribir medicamentos, como danazol (una hormona masculina sintética) o tamoxifeno (que bloquea los efectos de los estrógenos). Dado que su uso prolongado puede provocar efectos secundarios, estos fármacos se administran generalmente durante un corto periodo de tiempo. Tamoxifeno tiene menos efectos secundarios que danazol.