Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Menopausia prematura

Por JoAnn V. Pinkerton, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology and Division Director, Midlife Health Center;Executive Director, University of Virginia Health System;The North American Menopause Society

La menopausia prematura (fallo ovárico prematuro) es el cese permanente de la menstruación antes de los 40 años de edad. Ocurre porque los ovarios ya no liberan óvulos (ovulación) y pierden la capacidad de producir hormonas.

  • Los síntomas son los mismos que los de la menopausia normal.

  • Los análisis de sangre confirman el diagnóstico, y se realizan otras pruebas para identificar la causa.

  • Varios tratamientos, como los estrógenos (utilizados únicamente durante unos pocos años) y otros medicamentos, alivian o disminuyen los síntomas.

  • Para quedarse embarazada, una mujer con menopausia prematura necesita que se le implanten óvulos de otra mujer en el útero.

Desde un punto de vista hormonal, la menopausia prematura se parece a la natural (ver Síntomas de la perimenopausia). Los ovarios producen una cantidad muy pequeña de estrógenos, se acaba la ovulación.

La menopausia prematura puede tener muchas causas:

  • Anomalías genéticas: los cromosomas, incluidos los cromosomas sexuales, pueden ser anómalos. Dentro de las anomalías de los cromosomas sexuales se encuentran el síndrome de Turner y los trastornos asociados al cromosoma Y (que normalmente solo ocurren en los varones).

  • Trastornos autoinmunitarios: el organismo produce anticuerpos anómalos que atacan a sus propios tejidos, incluyendo los ovarios. Ejemplos de estos trastornos son la tiroiditis, el vitíligo y la miastenia grave.

  • Trastornos metabólicos: algunos ejemplos son la enfermedad de Addison y la diabetes.

  • Infecciones víricas: las paperas (parotiditis) son un ejemplo.

  • Quimioterapia como tratamiento para el cáncer

  • Radioterapia

  • Cirugía de extirpación de los ovarios: la intervención quirúrgica en la que se extirpa el útero (histerectomía) finaliza con los periodos menstruales, pero no causa la menopausia, siempre y cuando los ovarios funcionen.

  • Toxinas: el tabaco es un ejemplo.

Es posible que no aparezcan síntomas, pero no se produce el embarazo. Otras mujeres presentan los mismos síntomas que se asocian con la menopausia normal (la que aparece alrededor de los 51 años de edad), como sofocos y cambios de humor. Los periodos menstruales pueden volverse irregulares o interrumpirse.

La falta de estrógenos puede dar lugar a una disminución de la densidad ósea (osteoporosis) y al adelgazamiento y la sequedad de la mucosa de la vagina (vaginitis atrófica). Si las mujeres con menopausia prematura no siguen una terapia con estrógenos, aumenta el riesgo de sufrir enfermedad de Parkinson, demencia y arteriopatía coronaria.

Si la causa es un cromosoma Y, aumenta el riesgo de cáncer de ovarios. Puede haber síntomas del trastorno que causa la menopausia prematura. Por ejemplo, si la causa es el síndrome de Turner, la mujer puede ser de baja estatura y presentar un cuello alado y problemas de aprendizaje.

Diagnóstico

Se sospecha menopausia prematura cuando una mujer menor de 40 años presenta síntomas de menopausia o no puede quedarse embarazada. Para confirmar el diagnóstico se realiza una prueba de embarazo y se determinan los niveles de estrógenos y de hormona foliculoestimulante (que estimula los ovarios para producir estrógenos y progesterona) cada semana durante varias semanas.

A veces se realizan pruebas adicionales para ayudar a identificar la causa de la menopausia prematura, evaluar los riesgos para la salud y recomendar un tratamiento.

En las mujeres menores de 35 años puede realizarse un estudio cromosómico. Si se detecta una anomalía cromosómica, es posible que sea necesario utilizar procedimientos adicionales y administrar un tratamiento.

Tratamiento

Si las mujeres con menopausia prematura no desean quedarse embarazadas, se administran píldoras anticonceptivas con estrógenos y un progestágeno (anticonceptivos orales combinados), por lo general hasta la edad normal de la menopausia. El estrógeno contribuye a aliviar los síntomas y mantener la densidad ósea, pero tomar estrógenos solos aumenta el riesgo de cáncer de endometrio. Tomar un progestágeno con estrógenos contribuye a proteger contra este cáncer. Las mujeres que ya no tienen útero pueden tomar estrógenos solos.

Si una mujer con menopausia prematura desea quedarse embarazada, se le recomendará la fertilización in vitro (ver Técnicas de reproducción asistida). Con esta técnica, se implantan en el útero óvulos de otra mujer (donante) después de haber sido fertilizados en el laboratorio. También se administran estrógenos y un progestágeno para que el útero pueda mantener el embarazo. Esta técnica proporciona hasta un 50% de probabilidades de quedarse embarazada. De otro modo, la posibilidad de quedarse embarazada es menor del 10%.

Es necesario extirpar los ovarios a las mujeres que tienen un cromosoma Y para disminuir el riesgo de que desarrollen un cáncer de ovario.