Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Adopción

Por Steven D. Blatt, MD, Professor of Pediatrics, Director, Division of Pediatrics;Director, ENHANCE Services for Children in Foster Care, State University of New York, Upstate Medical University;State University of New York, Upstate Medical University

La adopción es el proceso legal de añadir una persona a una familia ya existente. Todas las adopciones deben ser validadas por un tribunal de justicia. La adopción, a diferencia de los hogares de acogida temporal, es permanente. El objetivo de la adopción es proporcionar seguridad al niño y a la familia adoptiva a lo largo de la vida. Actualmente, hay más de 2 millones de niños adoptados menores de 18 años en los Estados Unidos.

Los niños huérfanos son candidatos evidentes para la adopción. En Estados Unidos, los niños pueden ser adoptados si los padres entregan al niño voluntariamente o si el niño es entregado involuntariamente gracias a un proceso judicial conocido como interrupción de la patria potestad. La adopción internacional (adopción de niños de otros países, por ejemplo de orfanatos extranjeros) también es posible.

Hay muchos tipos de adopción en los Estados Unidos, pero se pueden organizar en tres categorías principales:

  • Adopción a partir de la acogida

  • Adopción independiente o adopción privada

  • Adopción internacional

La adopción puede ser abierta o cerrada. En la adopción abierta se conocen entre sí las identidades del niño, de la familia adoptiva, y de los padres biológicos. En la adopción cerrada, la identidad de los padres biológicos y de la familia adoptiva son confidenciales.

Adopción a partir de la acogida

Los niños cuyos padres biológicos se han visto privados de sus derechos son considerados libres para ser adoptados. Por lo general son niños del sistema de cuidados en acogida. Cerca de 50 000 niños son adoptados cada año a partir del cuidado en acogida, y muchos de los padres adoptivos reciben apoyo financiero para ayudar a cubrir los costes de las necesidades médicas o de educación especial de los niños (ayudas para la adopción o subsidios).

Adopción independiente o adopción privada

Los niños pueden ser adoptados de forma independiente o de forma privada, es decir, en la organización de la adopción no interviene ningún organismo público. En estas adopciones, los padres biológicos pueden utilizar una agencia de adopción privada para asignar un recién nacido a una familia adoptiva. A menudo, la familia adoptiva paga miles de dólares a la agencia en concepto de servicios jurídicos y apoyo médico para los padres biológicos. A veces, un abogado privado, en lugar de una agencia, lleva a cabo estos trámites.

Otro tipo de adopción privada puede ocurrir cuando uno de los progenitores con estado civil soltero se casa o se compromete. Una persona que se casa con otra que tiene un niño no se convierte automáticamente en padre/madre de ese niño. Un niño que no tiene un segundo progenitor biológico puede ser adoptado por el nuevo cónyuge o pareja.

Adopción internacional

Cerca de 20 000 niños de países extranjeros son adoptados por familias de los Estados Unidos cada año. Las familias suelen utilizar una agencia de adopción con sede en los Estados Unidos para organizar la adopción o bien utilizan agencias u otros profesionales, en función del país de nacimiento del niño, para hacer los trámites.

Todas las adopciones de otro país deben ser validadas por un tribunal de justicia de ese país. Aunque dicha adopción es válida en los Estados Unidos, a menudo las familias optan también por realizar un proceso de adopción en los Estados Unidos para evitar futuros problemas.

Después de la adopción

La mayoría de los niños adoptados, incluso los que estuvieron previamente en acogida temporal u orfanatos extranjeros, se adaptan bien y tienen pocos problemas. Sin embargo, a medida que los niños crecen, pueden desarrollar sentimientos de rechazo porque fueron abandonados por su familia de nacimiento. Durante la adolescencia y la juventud, en especial, las personas adoptadas pueden sentir curiosidad por sus padres biológicos, aunque no pregunten por ellos. Algunas personas adoptadas solicitan o buscan información acerca de sus padres biológicos y algunos padres indagan acerca de sus hijos biológicos.

No comunicar a los niños que son adoptados puede herirlos más adelante. Los niños se adaptan mejor si se les comunica a los 7 años o antes. Si el niño pregunta sobre sus padres biológicos, se le debe responder de forma reconfortante. Por ejemplo, si el niño sufrió maltrato o abandono, los padres adoptivos pueden decirle que fue separado de sus padres biológicos porque tenían problemas o estaban enfermos y no podían proporcionarle un cuidado apropiado (ver Introducción al maltrato y abandono de menores). Alternativamente, los padres adoptivos pueden decir que los padres biológicos no estaban en condiciones de cuidar al niño y lo entregaron a los padres adoptivos para que ellos pudieran proporcionarle amor y cuidado.

Los niños necesitan la seguridad de ser queridos y de que siempre lo serán. Si los niños adoptados mantienen contacto con sus familias biológicas, es beneficioso que los padres adoptivos les digan que tienen dos parejas de padres que les quieren.

El contacto con los padres biológicos

En los casos en que los padres biológicos solicitan el anonimato, la cuestión de si los niños deben o no poder obtener información sobre ellos es controvertida. En algunos estados existen sitios web en los que los padres biológicos y los niños adoptados pueden publicar su identidad. Si ambos lo hacen, pueden ser puestos en contacto. El contacto no puede iniciarse a menos que ambas partes estén de acuerdo.

A veces, los padres adoptivos se ponen en contacto con los padres biológicos. Las partes pueden estar ya relacionadas de alguna forma. Por ejemplo, un padrastro puede adoptar al hijo biológico de su cónyuge o los abuelos pueden adoptar a sus nietos. En otros casos, los padres contactan verbalmente o por anuncios en el periódico u otros medios.

¿Sabías que...?

  • A los niños se les debe explicar que son adoptados, si es posible cuando tengan 7 años o menos.

  • En algunos estados existe una página web que permite a los padres biológicos y los niños adoptados establecer contacto si así lo desean ambas partes.

Más información

Recursos en este artículo