Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cuidado infantil

Por Steven D. Blatt, MD, Professor of Pediatrics, Director, Division of Pediatrics;Director, ENHANCE Services for Children in Foster Care, State University of New York, Upstate Medical University;State University of New York, Upstate Medical University

Alrededor del 80% de los niños reciben cuidados fuera de casa antes de comenzar la escuela. Muchos niños entre 5 y 12 años de edad también reciben cuidados fuera de casa antes o después de la jornada escolar.

Las fuentes de atención incluyen:

  • Familiares

  • Vecinos

  • Domicilios privados con y sin licencia

  • Centros de cuidado infantil

Un familiar o una niñera también pueden suministrar los cuidados en el domicilio del niño.

Los centros de cuidado infantil pueden tener licencia, acreditación o ambas cosas. Un centro con licencia ha cumplido con los requisitos de licencia legales mínimos específicos para el cuidado de niños. La acreditación requiere por lo general que el centro cumpla más condiciones de las exigidas para la concesión de licencias. La información sobre la concesión de licencias y la acreditación está disponible para las familias.

Los cuidados fuera de casa varían en calidad. Algunos cuidados son excelentes y otros deficientes. Los cuidados fuera del hogar también son beneficiosos para el niño, ya que puede sacar provecho del estímulo social y académico que supone un cuidado de calidad.

¿Sabías que...?

  • La mayoría de los niños en edad preescolar reciben cuidados fuera del hogar.

  • Este tipo de cuidados puede proporcionar beneficios como interacción social, actividades físicas y de otro tipo, así como oportunidades para desarrollar la independencia.

Beneficios del cuidado fuera del hogar

El contacto temprano con la música, los libros, el arte y el lenguaje estimula el desarrollo intelectual y creativo del niño.

Jugar en grupo favorece el desarrollo social. Los juegos al aire libre y la práctica ocasional de ejercicio físico liberan la energía acumulada y estimulan el desarrollo muscular.

Las oportunidades de iniciar las propias actividades ayudan a los niños a desarrollar su independencia.

Deben suministrarse comidas nutritivas o tentempiés cada pocas horas.

La televisión y los DVD contribuyen poco al desarrollo del niño, y es mejor evitarlos. Si se utilizan, el contenido debe ser apropiado para la edad y supervisado por un adulto.

Existen muchos recursos disponibles a través de organizaciones locales y nacionales que pueden ayudar a los padres a valorar los centros de cuidados infantiles disponibles. La Academia americana de Pediatría dispone del sitio web National Resource Center for Health and Safety in Child Care and Early Education (Centro nacional de recursos para la salud y la seguridad en el cuidado infantil y la educación temprana), que incluye listas de entornos adecuados para el cuidado infantil.

Más información

Recursos en este artículo