Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a las infecciones víricas infantiles

Por Mary T. Caserta, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

Las infecciones víricas son frecuentes en personas de todas las edades, pero a menudo parecen concentrarse en los lactantes y los niños. La mayoría de las infecciones víricas infantiles no son graves e incluyen diversas enfermedades como resfriados con dolor de garganta, vómitos y diarrea, y fiebre con erupción cutánea. Algunas enfermedades víricas causan enfermedades más graves, como el sarampión, pero actualmente son menos frecuentes gracias a la vacunación generalizada. Algunos tipos de infecciones víricas que pueden sufrir los niños se tratan en el capítulo sobre las infecciones víricas de los adultos (ver Introducción a las infecciones virales).

La mayoría de los niños con infecciones víricas mejoran sin tratamiento, y algunas infecciones son tan características que el médico puede diagnosticarlas basándose solo en los síntomas. El médico, por lo general, no necesita identificar mediante análisis el virus específico responsable del cuadro.

Muchas de las infecciones víricas producen fiebre y dolor o malestar corporal. El médico trata estos síntomas con paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno. La aspirina (ácido acetilsalicílico) no se administra a niños o adolescentes con estos síntomas, porque aumenta el riesgo de síndrome de Reye en los que tienen ciertas infecciones víricas. Generalmente, los padres distinguen si su hijo está enfermo con una infección potencialmente grave y tiene necesidad de atención médica inmediata, especialmente en niños que ya han pasado el periodo de lactancia.

Algunas infecciones víricas

Infección

Periodo de incubación

Periodo de contagio

Zona de erupción

Naturaleza de la erupción

De 7 a 14 días

Entre los 2 a 4 días antes de la aparición de la erupción hasta los 2 a 5 días siguientes

Comienza alrededor de las orejas y en la cara y el cuello

Se extiende al tronco, los brazos y las piernas

Comienza de 3 a 5 días después de la aparición de la fiebre, la secreción nasal, la tos, el enrojecimiento ocular y el dolor de garganta, y dura entre 3 y 5 días

Áreas irregulares, planas y rojas que pronto adquieren relieve

De 14 a 21 días

Desde una semana antes de la aparición de la erupción hasta una semana después de su aparición

Los recién nacidos infectados suelen ser contagiosos durante muchos meses

Comienza en la cara y el cuello

Se extiende al tronco, los brazos y las piernas

Empieza 1 o 2 días después del inicio de la fiebre discreta, inflamación y sensibilidad de los ganglios linfáticos, ojos rojos y dolor de cabeza y tiene una duración de 3 a 5 días

Erupción plana, tenue y rosada

Roséola infantil (exantema súbito o pseudorrubéola)

Entre 5 y 15 días aproximadamente

Desconocido

Empieza en el tronco y suele expandirse rápidamente hacia el cuello, la cara, los brazos y las piernas

Comienza sobre el cuarto día, después de la aparición de fiebre alta y por lo general en el momento en que termina la fiebre, y se mantiene desde unas cuantas horas hasta unos cuantos días

erupción plana y elevada de color rosado-rojizo

Eritema infeccioso (quinta enfermedad o infección por parvovirus B19)

De 4 a 14 días

Desde antes de aparecer la erupción hasta 1 o 2 días después

Empieza en las mejillas

Se extiende a los brazos, las piernas y el tronco

Comienza pocos días después del inicio de la febrícula, el dolor de cabeza y la secreción nasal, y dura de 5 a 10 días

Puede repetirse durante varias semanas

Sarpullido rojo en las mejillas (eritema infeccioso) que se extiende a los brazos, las piernas y el tronco y se vuelve más claro y con manchas que forman una especie de filigrana

De 11 a 15 días

Desde unos días antes del comienzo de los síntomas hasta que todas las lesiones se vuelven costras

Comienza en la cara y el cuello

Se extiende a los brazos, las piernas y el cuero cabelludo

Aparece en varios brotes, por lo que se presentan simultáneamente diversas etapas

Comienza poco después de la aparición de la fiebre y dura desde unos pocos días hasta 2 semanas

Pequeñas manchas rojas y planas que adquieren relieve, formando unas ampollas redondas, llenas de líquido, sobre un fondo de color rojo antes de que finalmente se forme la costra

Recursos en este artículo