Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Roséola infantil

(Exantema súbito; pseudorrubéola)

Por Mary T. Caserta, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

La roséola infantil (exantema súbito, pseudorrubéola) es una infección vírica contagiosa que afecta a los lactantes y a los niños muy pequeños y que cursa con fiebre alta seguida de exantema.

  • La roséola infantil está causada por virus del herpes humano 6.

  • Los síntomas típicos incluyen fiebre alta que comienza repentinamente y, a veces, una erupción que se desarrolla después de que la temperatura vuelva a la normalidad.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas y la edad del niño.

  • El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas.

La roséola infantil se da a lo largo del año. A veces se producen brotes locales menores. La causa habitual es el herpesvirus 6, uno de los muchos herpesvirus humanos. La mayoría de los niños que desarrollan roséola infantil tienen entre 6 meses y 3 años de edad.

Síntomas

Los síntomas de la roséola infantil comienzan entre 5 y 15 días después de la infección. Empieza bruscamente un estado febril con temperaturas de 39,4 a 40,5 °C y que dura de 3 a 5 días. Del 5 al 15% de los niños presentan convulsiones como resultado de la fiebre, especialmente cuando sube rápidamente en cuanto aparece. A pesar de la fiebre alta, el niño suele estar activo. Algunos niños tienen un leve moqueo nasal, dolor de garganta o malestar gástrico. Los ganglios linfáticos de la parte posterior de la cabeza, de los lados del cuello y de detrás de las orejas suelen estar inflamados. Por lo general, la fiebre desaparece al cuarto día.

Alrededor del 30% de los niños con roséola infantil manifiestan una erupción en pocas horas hasta, como máximo, un día después de bajar la fiebre. La erupción es roja y plana. Aparece mayoritariamente en el tórax y el abdomen y, de modo menos importante, en la cara, los brazos y las piernas. La erupción no produce picor y puede durar desde horas hasta 2 días.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

El médico sospecha roséola infantil cuando los síntomas típicos (en particular el desarrollo de una erupción después de desaparecer la fiebre) aparecen en un niño de 6 meses a 3 años de edad. No suelen realizarse pruebas, pero el diagnóstico puede confirmarse con análisis de sangre.

Tratamiento

  • Paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno para la fiebre

La fiebre suele tratarse con paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno. Las convulsiones y la erupción no necesitan ningún tratamiento específico pero, dado que causan preocupación, la mayoría de los padres llevan al niño al médico para que lo examine. En niños con un sistema inmunitario debilitado, si la enfermedad es grave, se intenta un tratamiento con los fármacos antivíricos foscarnet o ganciclovir.