Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

Por Elizabeth J. Palumbo, MD, Private Practice, The Pediatric Group, Fairfax, VA

El síndrome de muerte súbita del lactante es la muerte repentina e inesperada durante el sueño en un lactante aparentemente, en el que una autopsia minuciosa no revela la causa.

  • La causa del SMSL es desconocida.

  • Poner a los bebés a dormir boca arriba; quitar almohadas, paragolpes y juguetes de la cuna; proteger a los niños del sobrecalentamiento; y evitar que los bebés inhalen humo de cigarrillos como fumadores pasivos puede ayudar a prevenir el SMSL.

  • Los padres que han perdido un niño por SMSL deben buscar el asesoramiento y la ayuda de grupos de apoyo.

Aunque el SMSL (también denominado muerte en la cuna) es raro en los países desarrollados (aproximadamente 1 de cada 2000), es una de las causas más frecuentes de muerte en niños de edades comprendidas entre 2 semanas y 1 año. La mayoría de las veces afecta a niños cuya edad está comprendida entre los meses segundo y cuarto de vida. Este síndrome se presenta en todo el mundo; es más frecuente en los bebés prematuros, en los que fueron pequeños al nacer, los que necesitaron previamente reanimación y los que presentan infecciones de las vías respiratorias altas. Por razones desconocidas, los niños afro-americanos y nativo-americanos tienen mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Su mayor frecuencia tiene también relación con factores sociológicos como pobreza, madres solteras de menos de 20 años de edad o que fumaron o consumieron drogas durante el embarazo, y que han tenido hermanos o hermanas que también han muerto de SMSL.

¿Sabías que...?

  • Aunque raro, el síndrome de la muerte súbita del lactante es una de las causas más frecuentes de muerte en bebés de edad comprendida entre 2 semanas y 1 año.

Se desconoce la causa de este síndrome. Puede ser debido a una anomalía en el control de la respiración. Algunos casos de SMSL muestran signos de haber tenido bajos niveles de oxígeno en sangre y periodos en que dejaron de respirar. Poner a los bebés a dormir boca abajo y el uso de ropa de cama blanda (como almohadas y mantas de lana) se ha relacionado con el síndrome. Dormir con un lactante en un sofá, sobre un almohadón o en una cama blanda también aumentan el riesgo de SMSL.

El médico no puede hacer el diagnóstico sin una autopsia que descarte otras causas de muerte súbita e inesperada (como hemorragia intracraneal, meningitis o miocarditis). También se tiene que evaluar si el recién nacido se ha asfixiado o ha muerto a consecuencia de abusos.

A pesar de conocer los factores que aumentan el riesgo del SMSL, no hay ninguna forma segura de evitarlo. Sin embargo, ciertas medidas parecen ser beneficiosas, particularmente poner al bebé a dormir boca arriba en un colchón firme. El número de muertes por el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) ha disminuido drásticamente porque cada vez son más los padres que acuestan al bebé boca arriba para dormir. También se deben también retirar las almohadas, las protecciones (paragolpes) de la cuna y los juguetes que puedan impedir la respiración del bebé. Evitar arropar en exceso y evitar el sobrecalentamiento también pueden ayudar. La lactancia materna y evitar que el niño respire el humo del tabaco es beneficioso y, claramente, supone otras ventajas para la salud. No hay evidencia de que los monitores de respiración en el hogar reduzcan el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

La mayoría de los padres que han perdido a un niño por el SMSL se encuentran abatidos y sin preparación para el duelo. Por lo general, suelen sentirse culpables. Pueden traumatizarse aún más debido a las investigaciones que realiza la policía, los trabajadores sociales u otras personas. El asesoramiento y el apoyo por parte de médicos y enfermeras especialmente entrenados y de otros padres que han perdido un bebé por la misma causa son fundamentales para ayudar a los padres a afrontar la tragedia. Los especialistas pueden recomendarles diferentes materiales de lectura así como que visiten sitios en Internet (www.sids.org) y grupos de apoyo.

Recursos en este artículo