Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Reducción de la libido en los hombres

Por Irvin H. Hirsch, MD, Thomas Jefferson University

La reducción de la libido es la disminución del impulso sexual.

  • Las posibles causas incluyen factores psicológicos (como depresión, ansiedad o problemas de relación), fármacos y niveles bajos de testosterona en sangre.

  • Según cuál sea la causa, se propone asesoramiento psicológico, un medicamento distinto o suplementos de testosterona.

El deseo sexual (libido) varía en gran medida entre individuos y puede disminuir temporalmente por trastornos como la fatiga y la ansiedad. La libido también tiende a reducirse gradualmente con la edad. La persistencia de la libido baja puede alterar a la pareja.

En algunas ocasiones, una libido reducida puede ser un problema crónico resultante de una experiencia sexual traumática en la infancia o por haber aprendido a reprimir los pensamientos sexuales. Más a menudo, sin embargo, la disminución de la libido se manifiesta después de muchos años de deseo sexual normal. Los factores psicológicos, como la depresión, la ansiedad y problemas en la relación, a menudo son la causa. Algunos fármacos (como los que se utilizan para el tratamiento de la depresión, la ansiedad o el cáncer de próstata avanzado) pueden reducir las concentraciones de testosterona y también la libido.

Cuando disminuye la libido se tienen menos pensamientos sexuales, interés y fantasías, y se reduce la frecuencia de la actividad sexual. Incluso la estimulación sexual por medios visuales, palabras o el tacto dejan de suscitar interés. Los hombres con la libido baja a menudo conservan la función sexual y algunas veces mantienen relaciones sexuales para satisfacer a su pareja.

Un análisis de sangre permite determinar la concentración de testosterona en sangre. El diagnóstico de testosterona baja (denominado hipogonadismo) se basa en la descripción de los síntomas por parte del hombre y en unos niveles bajos de testosterona.

Si la causa es psicológica, se utilizan terapias psicológicas diversas, entre las que se incluyen terapias conductistas como la técnica de enfoque sensorial (ver Trastornos de la excitación sexual : Tratamiento). El asesoramiento psicológico ayuda a reconducir los problemas de relación de pareja. Los afectados han de comprender la importancia del estrés y de su influencia en las funciones orgánicas. Si el nivel de testosterona es bajo, pueden administrarse suplementos de esta hormona, en forma de parche o gel aplicados sobre la piel, o mediante inyección (ver Terapia de sustitución con testosterona). Si se cree que la causa de los niveles bajos de testosterona es algún fármaco, se prescribe uno diferente.