Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Fimosis y parafimosis

Por Patrick J. Shenot, MD, Associate Professor and Deputy Chair, Department of Urology, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

La fimosis y la parafimosis solo pueden aparecer en hombres no circuncidados.

Fimosis

En la fimosis, el prepucio está muy ajustado y no puede retraerse sobre el glande (la terminación cónica del pene). Este trastorno es normal en los recién nacidos y en los niños, y suele resolverse sin tratamiento hacia los 5 años de edad. En los adultos, la fimosis es el resultado de una irritación prolongada o bien de una inflamación recidivante del glande y el prepucio (balanopostitis). Un prepucio tenso afecta la micción y la actividad sexual, y aumenta el riesgo de infecciones de las vías urinarias.

El tratamiento habitual es la circuncisión. No obstante, en los niños, la aplicación de una pomada con corticoesteroides de 2 a 3 veces al día y los estiramientos suaves del prepucio consiguen a veces evitar la circuncisión. La pomada puede usarse durante un tiempo máximo de 3 meses.

Parafimosis

En la parafimosis, el prepucio retraído no puede volver a deslizarse hacia delante para cubrir el glande. Esta afección aparece con mayor frecuencia cuando el prepucio se deja retraído después de una intervención clínica (como un sondaje) o, en los niños, después del lavado del pene. El glande se inflama y la presión aumenta en el prepucio retraído, que queda aprisionado. El aumento de la presión impide finalmente que la sangre llegue al pene, lo que puede derivar en una destrucción de tejido del pene si el prepucio no se lleva hacia delante.

La parafimosis es una emergencia médica, y se requiere un tratamiento inmediato. El tratamiento inmediato consiste en apretar el glande para reducirlo, de modo que el prepucio pueda ser recolocado. Si esta técnica no da resultado, se anestesia el pene y se practica un corte en el prepucio para aliviar la constricción, y más adelante se procede a la circuncisión.