Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos relacionados con sustancias o drogas

Por Patrick G. O’Connor, MD, MPH, Professor of Medicine; Chief, Section of General Internal Medicine, Yale University School of Medicine

Los fármacos y las drogas son parte integrante de la vida diaria de muchas personas, ya sea por su uso con una finalidad médica legítima o para uso recreativo (ver Sustancias con usos médicos y recreativos).

Los trastornos relacionados con las sustancias pueden surgir cuando se toman fármacos o drogas que activan directamente el sistema de recompensa del cerebro por los sentimientos de placer que inducen. Las sensaciones placenteras varían dependiendo de la sustancia. Este tipo de sustancias se divide en 10 clases diferentes en función de los distintos efectos que producen en el cuerpo:

Los trastornos relacionados con sustancias pueden presentarse independientemente de que una droga o fármaco sea legal o no, su consumo sea o no socialmente aceptable, o tenga o no un uso médico aceptado (con o sin receta). En otro apartado del Manual Merck se proporciona más información sobre cada sustancia concreta y sus efectos.

Sustancias con usos médicos y recreativos

Fármaco

Uso médico

Anfetaminas

Tratamiento del trastorno por déficit de atención/ hiperactividad (TDAH)

Fármacos ansiolíticos y sedantes

Tratamiento de la ansiedad y el insomnio

Cocaína

Adormecimiento de superficies del cuerpo (como anestésico tópico)

Ketamina

Como anestesia

Marihuana

Tratamiento de las náuseas debidas al cáncer en estado avanzado

Opiáceos

Alivio del dolor y como anestesia

Tipos de trastornos relacionados con sustancias

Los trastornos relacionados con sustancias se dividen generalmente en dos grupos:

Los trastornos inducidos por sustancias son problemas causados por los efectos directos de un fármaco e incluyen:

  • Intoxicación

  • Abstinencia

  • Trastornos mentales inducidos por sustancias

Los trastornos por uso de sustancias generalmente implican patrones de comportamiento en el que las personas afectadas continúan consumiendo una sustancia a pesar de tener problemas causados por su uso.

Las drogas de cada una de las 10 clases difieren entre sí en su capacidad para provocar un trastorno por uso de sustancias. La probabilidad de que generen estos trastornos se denomina capacidad de adicción y depende de una combinación de factores, entre los que se incluyen:

  • Cómo se utiliza la sustancia

  • La intensidad con que la sustancia estimula la vía de recompensa del cerebro

  • La velocidad de actuación de la sustancia

  • La capacidad de la sustancia para inducir tolerancia y/o síntomas de abstinencia

Definiciones

Los términos "adicción", "abuso" y "dependencia" se han utilizado tradicionalmente en relación con las personas con trastornos por uso de sustancias. Sin embargo, todos estos términos se definen de manera excesivamente variable y laxa para que resulten de gran utilidad, sin contar con que a menudo se emplean en un sentido crítico y moralizante. Por esta razón, en la actualidad los médicos prefieren utilizar el término más amplio y menos negativo "trastorno por uso de sustancias".

En el contexto de las sustancias controladas y el uso de drogas, se utiliza con frecuencia el término narcótico. Este término se refiere a las drogas que originan pérdida de sensaciones, adormecimiento y somnolencia, y se utiliza para referirse de manera específica a los opiáceos (sustancias que se unen a los receptores opiáceos de las células). Sin embargo, el término narcótico también se usa en un sentido más amplio (e inexacto) para mencionar cualquier droga ilegal o que se usa de manera ilegítima.

Medicamentos de regulación especial

La Ley de Control y Prevención Integral de la Drogadicción (Controlled Substances Act) se puso en práctica en los Estados Unidos en 1970 y se ha ido modificando a lo largo de los años para regular la fabricación y distribución de ciertas clases de drogas o sustancias controladas (ver Algunos ejemplos de sustancias controladas *).

Las sustancias controladas se dividen en 5 tipos de control (o clases) en función de la posibilidad de que pueda abusarse de ellas, la medida en que se aceptan para su uso médico, y su grado de seguridad cuando se utilizan bajo supervisión médica. Las sustancias del grupo I se consideran las más dañinas y por lo tanto son las que se someten a controles más estrictos. Las del grupo V son las consideradas menos dañinas y, en consecuencia, puede disponerse ampliamente de ellas. En los Estados Unidos, pueden existir diferencias entre los controles estatales y federales (véase también la información sobre Drug Schedules de la Administración para el Control de Drogas).

Algunos ejemplos de sustancias controladas *

Lista

Ejemplos

I

Catinona (khat) y metcatinona, GHB (éxtasis líquido), heroína (y otros opiáceos), LSD, marihuana, MDMA (éxtasis), psilocibina, cannabinoides sintéticos

II

Anfetaminas, barbitúricos (de acción corta), cocaína, hidrocodona (incluyendo los productos combinados de hidrocodona), hidromorfona, metadona, morfina, metilfenidato y otros agonistas opioides fuertes, oxicodona, fenciclidina

III

Esteroides anabolizantes, barbitúricos (acción intermedia), buprenorfina, dihidrocodeína, dronabinol, ketamina, paregórico

IV

Barbitúricos (de acción prolongada), benzodiazepinas, hidrato de cloral, modafinilo, meprobamato, pentazocina, propoxifeno, zolpidem

V

Antitusivos que contienen pequeñas cantidades de codeína, pregabalina

* La Administración para el Control de Drogas elabora una lista completa de sustancias controladas por orden alfabético.

No puede recetarse.

GHB=gamma-hidroxibutirato; LSD= dietilamida del ácido lisérgico; MDMA metilendioximetanfetamina.

Más información

Recursos en este artículo