Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Gingko

Por Ara DerMarderosian, PhD, Professor Emeritus of Biology and Pharmacognosy, University of the Sciences

El ginkgo deriva de las hojas del árbol de ginkgo (por lo general plantado con fines ornamentales). Las hojas contienen numerosas sustancias activas desde el punto de vista biológico. El ginkgo es uno de los complementos herbarios utilizados con más frecuencia.

El fruto del árbol de ginkgo no se utiliza en los productos de ginkgo. El contacto con la pulpa del fruto, que se puede encontrar bajo los árboles de ginkgo, puede causar una inflamación grave de la piel (dermatitis). Las semillas de la fruta son tóxicas y pueden causar convulsiones y, en grandes cantidades, la muerte.

Indicaciones medicinales

El ginkgo disminuye la agregación celular que contribuye a detener la hemorragia al formar coágulos (plaquetas), dilata los vasos sanguíneos (lo que mejora el flujo sanguíneo) y reduce la inflamación. Se toma por muchas razones, tales como mejorar el flujo sanguíneo hacia las extremidades inferiores en personas con enfermedad vascular ateroesclerótica en las arterias de las piernas (arteriopatía periférica) y para el tratamiento de la demencia (como en la enfermedad de Alzheimer). Los estudios científicos muestran claramente los beneficios del ginkgo en la arteriopatía periférica. El ginkgo aumenta la distancia que las personas enfermas pueden caminar sin sentir dolor. El beneficio para las personas con demencia parece poco probable, según los resultados de un exhaustivo ensayo clínico. En este ensayo clínico, el ginkgo no fue efectivo para reducir el desarrollo de la demencia ni de la enfermedad de Alzheimer en personas mayores. Sin embargo, un exhaustivo ensayo clínico previo realizado en Estados Unidos indicó que el ginkgo estabilizaba temporalmente la funcionalidad mental y social de las personas con demencia de leve a moderada.

Ciertos estudios demuestran que el ginkgo no parece aliviar la pérdida de memoria, el zumbido en los oídos (acúfenos) o el mal de altura. El ginkgo puede prevenir la lesión renal causada por la ciclosporina, medicamento que inhibe el sistema inmunitario.

Posibles efectos secundarios

Aunque los extractos de hoja de ginkgo no suelen producir reacciones adversas, salvo molestias digestivas leves, su uso debe ser supervisado por un médico porque la automedicación no es aconsejable. El ginkgo puede interaccionar con los anticoagulantes, la aspirina (ácido acetilsalicílico) y otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). También es posible que aumente el riesgo de hemorragia, aunque un exhaustivo ensayo clínico realizado no encontró pruebas suficientes que demostraran el aumento de hemorragia entre las personas que tomaban gingko. También puede reducir la efectividad de los anticonvulsivos.