Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la medicina alternativa y complementaria

Por Steven Rosenzweig, MD, Drexel University College of Medicine

La medicina alternativa y complementaria (MAC o CAM por sus siglas en inglés) abarca una variedad de métodos y terapias curativos procedentes de todo el mundo y que históricamente no se incluyen en la medicina convencional occidental ni son todos ellos reconocidos o autorizados en todos los países. Muchos aspectos de esta medicina tienen sus orígenes en antiguos sistemas de curación indígenas, como los de China, India, el Tíbet, África y el continente americano. Muchos de estos tratamientos son populares y actualmente algunos de ellos se emplean en hospitales y los cubren las compañías de seguros, como por ejemplo la acupuntura y los tratamientos quiroprácticos. Debido al interés y el uso cada vez más frecuente de este tipo de medicina, cada vez más facultades de Medicina incluyen información acerca de tratamientos de medicina alternativa y complementaria como la acupuntura, la medicina a base de plantas, los tratamientos quiroprácticos y la homeopatía.

  • Medicina complementaria: las prácticas de la medicina alternativa y complementaria se ejercen junto con las de medicina convencional.

  • Medicina alternativa: la medicina alternativa y complementaria se utilizan solas.

La medicina integrativa hace referencia al uso de todos los métodos terapéuticos adecuados (convencionales y alternativos) incluidos en un marco que se centra en la totalidad de la persona y que reafirma la relación entre médico y paciente.

Aunque la distinción entre medicina convencional y medicina alternativa no siempre es fácil de determinar, existe una diferencia filosófica básica. La medicina convencional, por lo general, define la salud como la ausencia de enfermedad. Las causas principales de la enfermedad se consideran casi siempre factores aislados, como bacterias o virus, desequilibrios bioquímicos y envejecimiento y el tratamiento suele incluir fármacos o cirugía. Por el contrario, la medicina alternativa suele definir la salud de manera holística, es decir, como un equilibrio entre los sistemas corporales, físico, emocional y espiritual, que involucra a la persona en conjunto. Se cree que la alteración del equilibrio entre estos sistemas es la causa de la enfermedad. El tratamiento implica un fortalecimiento de las defensas del propio cuerpo y la restauración de este equilibrio.

¿Sabías que...?

  • Actualmente, los estadounidenses visitan más a los profesionales sanitarios de medicina alternativa que a los médicos de atención primaria.

Uso y aceptación

Cada vez más personas en los países occidentales acuden a la medicina alternativa como parte de su atención sanitaria. Así, por ejemplo, en 1997 los estadounidenses realizaron más de 629 millones de visitas a profesionales de medicina alternativa, lo que supuso un 47% de aumento respecto a los datos equivalentes de 1990. Este número sobrepasa de manera sustancial los 386 millones de visitas que se realizaron a los médicos de atención primaria en ese mismo año. En 2007, el 38% de los estadounidenses de 18 años o más, utilizaron algún tipo de medicina alternativa. Los principales trastornos que hacen buscar tratamientos de medicina alternativa son los siguientes:

  • Trastornos musculoesqueléticos (por ejemplo, dolor lumbar crónico, dolor cervical o dolor articular)

  • Ansiedad

  • Niveles elevados de colesterol

  • Resfriados o bronquitis

  • Cefaleas

  • Trastornos del sueño

Además, algunas de las personas que se enfrentan a enfermedades muy graves, como el cáncer, acuden a la medicina alternativa cuando el tratamiento convencional les ofrece pocas esperanzas, especialmente en los momentos finales.

Efectividad y seguridad

En 1992, se formó la Oficina de Medicina Alternativa en el seno de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses (NIH, por sus siglas en inglés) para investigar la efectividad y seguridad de las terapias alternativas. En 1999, esta oficina se convirtió en el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM, por sus siglas en inglés); para más información se puede consultar su página en Internet: www.nccam.nih.gov.

Efectividad

La efectividad de los tratamientos de medicina alternativa es una cuestión importante. Algunas terapias han demostrado ser eficaces para determinadas enfermedades, aunque estos tratamientos se apliquen de manera más general. Muchas formas de medicina alternativa no se han evaluado a fondo. De todas maneras, la falta de estudios científicos no significa que la terapia sea ineficaz. Muchas terapias alternativas se vienen practicando desde hace miles de años. Entre ellas, se incluye la acupuntura, la meditación, el yoga, la dietoterapia o terapia nutricional, el masaje y la fitoterapia. Sin embargo, puede ser difícil realizar estudios acerca de este tipo de terapias ya que se encuentran diversas dificultades, como principalmente las siguientes:

  • Falta de interés entre los investigadores médicos

  • Fondos limitados para la investigación

  • Problemas que aparecen al aplicar los métodos de investigación convencional al estudio de las terapias alternativas

Un ejemplo de ello es la acupuntura. Los investigadores médicos generalmente tienen poco interés científico en la acupuntura porque sus fundamentos teóricos se basan en nociones no científicas, como la energía vital. Los fondos de investigación comercial son limitados debido a que la acupuntura no se puede patentar. Por ello, no existe un ánimo de lucro. Los fondos gubernamentales para la investigación son limitados porque la comunidad científica se muestra escéptica ante las teorías de la acupuntura y la validez de sus métodos.

La aplicación de los métodos de investigación convencional al estudio de la medicina alternativa y complementaria resulta difícil por muchas razones, entre ellas las siguientes:

  • El diseño convencional de la investigación requiere que se administre el mismo tratamiento a cada persona que participa en el estudio (sujeto del estudio). Sin embargo, muchas de las terapias de la medicina alternativa y complementaria tratan los desequilibrios únicos y particulares de cada individuo. Por ejemplo, la ubicación de las agujas de acupuntura en el cuerpo se realiza en función de las necesidades específicas de cada persona, o bien las personas que comparten el mismo diagnóstico médico pueden recibir prescripciones totalmente diferentes de plantas o medicinas homeopáticas.

  • El diseño convencional de la investigación compara el tratamiento con principio activo con aquel que utiliza placebo (una intervención que se realiza para simular un medicamento o un tratamiento aunque no es ninguno de los dos, ver ver Placebos). Algunas terapias de la medicina alternativa y complementaria, como las plantas medicinales o los preparados homeopáticos se emplean para diseñar el placebo. Sin embargo, el diseño de un placebo para un tratamiento quiropráctico o con acupuntura es difícil. El diseño de un placebo para la terapia de meditación resulta imposible.

  • El diseño convencional de la investigación usa el método del doble ciego (que impide que tanto los sujetos de la investigación como los investigadores que trabajan directamente con ellos sepan qué personas están recibiendo el nuevo tratamiento, ver ver La ciencia médica). El doble ciego reduce el sesgo derivado de la expectativa de mejores resultados en el grupo que recibe el tratamiento activo con respecto al grupo de control. El placebo se utiliza para «cegar» a los sujetos de la investigación, pero el diseño con placebo puede encontrarse limitado en la medicina alternativa y complementaria. «Cegar» a los investigadores también puede ser difícil. Por ejemplo, un profesional practicante de Rreiki sabría si se está aplicando un tratamiento energético real.

Si una terapia alternativa se ha demostrado ineficaz, su uso ya no puede ser recomendado científicamente.

Seguridad

La seguridad es otra cuestión importante. Aunque algunas terapias de la medicina alternativa y complementaria pueden tener efectos secundarios, el mayor riesgo aparece cuando se trata a una persona con un método de medicina alternativa que aún no ha sido probado en lugar de con uno de medicina convencional comprobado. En cuanto al riesgo de los propios tratamientos de la medicina alternativa y complementaria, algunos son claramente seguros, como por ejemplo, el uso de la meditación para tratar el dolor, la acupuntura para tratar las náuseas, el yoga para mejorar el equilibrio o el té de jengibre para ayudar a hacer la digestión. Otras terapias de medicina alternativa pueden producir un perjuicio potencial. Dado que las autoridades sanitarias no regulan las planta medicinales y otros suplementos dietéticos, como los productos que se emplean en numerosas terapias alternativas, sus fabricantes no tienen que demostrar su seguridad (ver Introducción a las hierbas medicinales y a los productos nutritivos medicinales (nutracéuticos) : Seguridad y efectividad).

A grandes rasgos, entre los riesgos se encuentran los siguientes:

  • Ciertas sustancias pueden interaccionar de manera peligrosa con medicamentos prescritos.

  • Aunque en Estados Unidos y en muchos países de Europa se comercializan suplementos nutricionales muy purificados, algunos productos procedentes de otros países pueden contener contaminantes peligrosos, ingredientes tóxicos u otras sustancias.

  • También pueden producirse lesiones cuando se realizan terapias alternativas que implican la manipulación del cuerpo u otras intervenciones sin productos químicos (por ejemplo, manipulaciones que lesionen partes vulnerables del cuerpo).

En la mayoría de los casos de medicina alternativa, no se ha establecido ni excluido el posible daño, pero en otros, se ha demostrado la existencia de un posible perjuicio. En algunas ocasiones, el daño potencial es radicalmente descartado por aquellos que abogan por el uso de la sustancia o de la terapia alternativa.

Tipos de medicina alternativa

La medicina alternativa puede clasificarse en cinco campos principales de actuación: Sistemas médicos completos, técnicas cuerpo y mente, terapias biológicas, terapias basadas en el cuerpo y en la manipulación y terapias basadas en la energía. Los nombres de cada categoría describen solo parcialmente sus componentes. Algunos métodos se comprenden desde los conceptos de la ciencia moderna, mientras que otros no. En la mayoría de los casos unos se superponen a otros.

Recursos en este artículo