Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Fuentes de información para la toma de decisiones médicas

Por Thomas V. Jones, MD, MPH, Director, Inflammatory Diseases, Specialty Care Unit, Pfizer

La mayoría de los médicos se apoyan en su formación y experiencia: lo que han aprendido durante sus estudios, lo que aprenden de otros colegas o lo que saben tras haber diagnosticado y tratado a personas con problemas similares. También leen libros y revistas médicas, consultan con colegas y recurren a otras fuentes de información, como páginas de salud fidedignas en internet, para recabar más información sobre problemas específicos y mantenerse al día de las novedades que van apareciendo en investigación médica. También revisan recomendaciones (guías de práctica clínica) publicadas por grupos de expertos.

Quienes necesitan información sobre salud recurren, sobre todo, a sus médicos. Pero muchos se dirigen también a las cada vez más numerosas fuentes de información impresas o en Internet (ver Buscar información sobre enfermedades).

Estudios de investigación

A medida que se publican los resultados de nuevas investigaciones clínicas, el médico los evalúa y se plantea cómo puede aplicarlos de la mejor manera posible. Los diferentes tipos de estudios proporcionan distintos tipos de información.

  • Los estudios transversales comparan grupos de personas en un mismo momento. Estos estudios pueden comparar resultados de pruebas en personas con y sin una determinada enfermedad, y se utilizan a menudo para evaluar en qué medida tales pruebas sirven para diagnosticar enfermedades.

  • Los estudios de casos y controles comparan los antecedentes de personas con y sin la enfermedad en estudio, pero que por lo demás son similares. Estos estudios se utilizan a menudo para comprender la causa o causas de una enfermedad poco habitual.

  • En un estudio de cohortes se estudia a las personas durante un periodo de tiempo similar, que varía desde horas hasta décadas, dependiendo de lo que se esté analizando. Un estudio de cohortes observa a personas con algo en común (por lo general, una enfermedad) a lo largo del tiempo. Este tipo de estudio sirve para determinar el efecto de una enfermedad a lo largo del tiempo (pronóstico).

Los ensayos clínicos se consideran el tipo de estudios más rigurosos. En un ensayo clínico controlado, se divide aleatoriamente (al azar) a los participantes en dos o más grupos. Un grupo recibe un tratamiento o se somete a una prueba determinada, mientras que otro grupo (denominado grupo de control) recibe otros tratamientos o pruebas, o bien no se somete a ningún tratamiento ni prueba alguna. La asignación al azar asegura que los dos grupos son lo más similares posibles. Así es más probable que cualquier diferencia en el resultado se deba al tratamiento o prueba en estudio y no a una diferencia subyacente y potencialmente desconocida entre ambos grupos (ver Introducción a la ciencia médica y los ensayos clínicos).

¿Sabías que...?

  • Muchos recursos que utilizan los médicos también están disponibles para los consumidores.

  • Un ensayo clínico en el que las personas son asignadas al azar a los grupos de evaluación se considera el tipo más preciso de estudio de investigación.

A veces se realizan estudios para comparar los costes relativos de diferentes métodos de diagnóstico y tratamiento. Estos estudios se conocen como estudios de coste-efectividad y de coste-beneficio. Son útiles para que el médico evalúe los efectos de sus decisiones desde el punto de vista de la sociedad, pero no tanto para valorar dichas decisiones respecto a un individuo en particular.

Debido a las diferentes maneras en que se planifican y llevan a cabo estos estudios, incluso los que se destinan a evaluar la misma cosa pueden producir resultados contradictorios. Un método para tratar de resolver estas contradicciones consiste en preparar un resumen de los resultados de todos los estudios sobre el tema y compararlos y evaluarlos rigurosamente. Este tipo de estudio se denomina revisión sistemática. Otro método que intenta resolver estos resultados contradictorios es el denominado metanálisis. El metanálisis combina matemáticamente los resultados de los estudios.

Recursos en este artículo