Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Abscesos periapicales

Por James T. Ubertalli, DMD, Assistant Clinical Professor;Private Practice, Tufts University School of Dental Medicine;Hingham, MA

Un absceso periapical es una acumulación de pus, debido generalmente a una infección que se ha propagado desde la pieza dental a los tejidos circundantes.

El organismo reacciona ante una infección con un aumento del número de glóbulos blancos (leucocitos). El pus es la acumulación de glóbulos blancos (leucocitos), tejido muerto y bacterias. El pus de una infección dental suele diseminarse desde el extremo de la raíz, a través del hueso, hacia las encías, de modo que estas se hinchan en la proximidad de la raíz dental. La hinchazón producida por el pus es a menudo causa de un dolor intenso. En función de la localización del diente, la infección puede penetrar más en los tejidos blandos (celulitis), causando hinchazón en la mandíbula, en el suelo de la boca o en la zona de las mejillas. Finalmente, es posible que el tejido se abra, permitiendo así la salida del pus.

El tratamiento de los abscesos consiste en el drenaje del pus, lo cual requiere cirugía bucal o tratamiento del conducto radicular (ver Tratamiento del conducto radicular en una pieza dental muy dañada). Los antibióticos ayudan a eliminar la infección, pero lo más importante es extraer la pulpa enferma y drenar el pus.