Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hiperpigmentación

Por Peter C. Schalock, MD, Instructor in Dermatology;Assistant in Dermatology, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

La hiperpigmentación es el oscurecimiento de la piel, con frecuencia causado por una cantidad anormalmente alta del pigmento cutáneo melanina.

Al exponerse a la luz solar, las células cutáneas especializadas denominadas melanocitos (véase Introducción a la pigmentación cutánea) producen gran cantidad del pigmento marrón melanina (hiperpigmentación), lo que provoca el oscurecimiento (bronceado) de la piel. En algunas personas de tez clara, determinados melanocitos producen más melanina que otros en respuesta a la luz solar. Esta producción desigual de melanina origina puntos de pigmentación conocidos como pecas. La tendencia a tener pecas viene de familia. Otros factores, además de la luz solar, pueden causar un aumento de la melanina en manchas o parches (localizado) o en áreas extensas de la piel. En raras ocasiones, otras sustancias además de la melanina causan el oscurecimiento de la piel.

Hiperpigmentación localizada

La hiperpigmentación localizada puede estar causada por:

  • Lesiones cutáneas

  • Inflamación cutánea

  • Reacciones a la luz solar

  • Crecimientos anómalos de la piel

La hiperpigmentación puede aparecer como consecuencia de lesiones como cortes y quemaduras, o de la inflamación causada por trastornos como el acné y el lupus.

Algunas personas desarrollan hiperpigmentación en las zonas cutáneas que han sido expuestas a la luz solar. Algunas plantas (incluyendo la lima, el apio y el perejil) contienen compuestos denominados furanocumarinas que hacen que algunas pieles sean más sensibles a los efectos de la luz ultravioleta. Esta reacción se denomina fitofotodermatitis (ver Fotosensibilidad química).

La hiperpigmentación también puede ser el resultado de hiperplasias anómalas de la piel, tales como melasma, lentigos, melanoma, o manchas marrones planas conocidas como manchas de color café con leche.

Las personas con un trastorno denominado acantosis nigricans desarrollan una piel más oscura y gruesa en las axilas, en la nuca y en los pliegues cutáneos.

Lentigos

Los lentigos (comúnmente conocidos como manchas del hígado o manchas de la edad) son manchas planas de color tostado o marrón y forma ovalada. Un solo punto se llama un lentigo. Hay dos tipos:

  • Solar

  • No solar

Los lentigos solares están causados por la exposición al sol y son el tipo más común de lentigo. Aparecen con mayor frecuencia en las áreas expuestas al sol, tales como la cara y el dorso de las manos. Suelen aparecer por primera vez en la mediana edad, y su número aumenta a medida que la persona envejece. Los lentigos no son cancerosos (son benignos), pero los afectados tienen un riesgo mayor de melanoma.

Los lentigos no solares no están causados por la exposición solar. Los lentigos no solares aparecen a veces en personas con ciertos trastornos hereditarios raros, como el síndrome de Peutz-Jeghers (caracterizado por múltiples lentigos en los labios y pólipos en el estómago y el intestino), la xerodermia pigmentosa y el síndrome de lentigos múltiples (síndrome de Leopard).

Si no se tiene una cantidad excesiva de lentigos, pueden eliminarse con tratamientos de congelación (crioterapia) o con láser. Los agentes decolorantes, como la hidroquinona, no son eficaces.

Hiperpigmentación generalizada

La hiperpigmentación generalizada suele estar causada por:

  • Cambios hormonales

  • Enfermedades internas

  • Fármacos, productos químicos y metales pesados

Los cambios hormonales pueden aumentar la producción de melanina y oscurecer la piel, como ocurre en la enfermedad de Addison, en el embarazo o con el uso de anticonceptivos hormonales. Un trastorno del hígado llamado cirrosis biliar primaria también puede causar un aumento de la producción de melanina.

Algunos casos de hiperpigmentación no están provocados por la melanina, sino por otras sustancias pigmentadas que no suelen estar presentes en la piel. Enfermedades como la hemocromatosis y la hemosiderosis, provocadas por un exceso de hierro en el organismo, pueden provocar hiperpigmentación. Algunos fármacos, sustancias químicas y metales que se aplican sobre la piel, se ingieren o se inyectan, pueden causar hiperpigmentación.

Hiperpigmentación provocada por fármacos, productos químicos y metales pesados

Los fármacos, los productos químicos y los metales pesados que pueden causar hiperpigmentación incluyen:

  • Amiodarona

  • Hidroquinona

  • Antipalúdicos

  • Antibióticos de tetraciclina

  • Fenotiazinas

  • Algunos fármacos antineoplásicos o quimioterápicos, usados para el tratamiento del cáncer

  • Ciertos antidepresivos tricíclicos

  • Algunos metales pesados (tales como plata, oro y mercurio)

Las áreas de hiperpigmentación suelen estar ampliamente extendidas, pero algunos fármacos pueden afectar ciertas áreas de forma específica. Dependiendo del fármaco, el producto químico o el metal y la zona donde se concentre en la piel, la hiperpigmentación puede ser de color violeta, negro azulado, marrón amarillento o en tonos azulados, plateados o grises. Además de la piel, también pueden pigmentarse los dientes, las uñas, el blanco de los ojos (esclerótica) y el revestimiento de la boca (mucosa). Con muchos de estos fármacos, la hiperpigmentación suele desaparecer después de suspender el medicamento, pero con algunos de ellos la hiperpigmentación puede ser permanente.

Recursos en este artículo