Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la pigmentación cutánea

Por Peter C. Schalock, MD, Instructor in Dermatology;Assistant in Dermatology, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

La melanina es el pigmento marrón que produce los varios tonos y colores de la piel humana. La coloración (pigmentación) viene determinada por la cantidad de melanina en la piel. Sin esta, la piel tendría un color blanco pálido con gamas de color rosa, causadas por el flujo de sangre a través de ella. Las personas de tez clara producen muy poca melanina, las de piel más oscura producen cantidades moderadas y aún más los de piel muy oscura. Las personas con albinismo no tienen melanina o tienen muy poca, por lo que su piel tiene un aspecto blanco o de color rosa claro. Por lo general, la melanina se distribuye en la piel de forma bastante uniforme, pero en algunas ocasiones se tienen zonas o parches de piel con más melanina. Entre tales zonas se incluyen las pecas, las manchas de la edad (lentigos), y el melasma.

Unas células especiales (melanocitos) producen la melanina y se encuentran distribuidas entre las demás células en la capa superior de la piel, denominada epidermis. Después de producirse la melanina, se extiende a otras células cutáneas cercanas.

Alteraciones de la pigmentación

Las alteraciones de la pigmentación pueden ser generalizadas y afectar a muchas áreas de la piel, o pueden ser localizadas y afectar sólo a ciertas áreas de la piel. Los cambios que causan en la pigmentación se denominan:

  • Despigmentación

  • Hipopigmentación

  • Hiperpigmentación

La despigmentación es la pérdida de pigmento. La piel es de color blanco.

La hipopigmentación es una cantidad anormalmente baja de melanina. La piel tiene un color más claro de lo normal.

La hipopigmentación o despigmentación generalizada suele estar causada por:

La hipopigmentación también puede estar causada por:

  • Una lesión previa en la piel, como una ampolla, una úlcera, una quemadura, la exposición a un agente químico o una infección cutánea

  • Afecciones inflamatorias de la piel (como la dermatitis atópica o la psoriasis)

  • Enfermedades hereditarias raras

La hiperpigmentación suele estar causada por una cantidad anormalmente alta de melanina, pero a veces es causada por otras sustancias pigmentadas que no suelen estar presentes en la piel. La piel presenta un color más oscuro y a veces es de un color diferente al normal. La hiperpigmentación puede estar producida por:

  • Trastornos que causan inflamación

  • Fármacos o sustancias

  • Exposición a la luz solar

Recursos en este artículo