Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la pigmentación cutánea

Por Peter C. Schalock, MD, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

Las diversas tonalidades y colores de la piel humana tienen su origen en un pigmento de color marrón denominado melanina. Sin esta, la piel tendría un color blanco pálido con varias gamas de color rosa, causadas por el flujo de sangre a través de ella. Las personas de tez clara producen muy poca melanina, las de piel más oscura producen cantidades moderadas y aún más los de piel muy oscura. Los albinos producen poca o ninguna melanina.

Unas células especiales (melanocitos) producen la melanina y se encuentran distribuidas entre las demás células en la capa superior de la piel, la epidermis. Después de producirse la melanina, se extiende a otras células cutáneas cercanas.

Una cantidad anormalmente alta de melanina (hiperpigmentación) puede afectar a grandes zonas del cuerpo o a pequeñas partes. Los melanocitos producen gran cantidad de melanina cuando se exponen a la luz solar, lo que causa el oscurecimiento (bronceado) de la piel. En algunas personas de tez clara, determinados melanocitos producen más melanina que otros en respuesta a la luz solar. Esta producción desigual de melanina origina puntos de pigmentación conocidos como pecas. La tendencia a tener pecas viene de familia. La cantidad de melanina puede aumentar en respuesta a ciertas alteraciones hormonales, como ocurre por ejemplo en la enfermedad de Addison, durante el embarazo o por el uso de anticonceptivos hormonales. Sin embargo, algunos casos de oscurecimiento de la piel no están relacionados en absoluto con el incremento de la melanina, sino más bien con pigmentos anormales que se introducen en la piel. Enfermedades como la hemocromatosis y la hemosiderosis, y algunos fármacos y agentes químicos que se aplican sobre la piel, se toman o se inyectan, pueden causar un oscurecimiento cutáneo. Los fármacos y agentes químicos que pueden oscurecer la piel incluyen la amiodarona, la hidroquinona, medicamentos antipalúdicos, tetraciclina, fenotiazinas, algunos quimioterápicos, antidepresivos tricíclicos y metales pesados. Una acumulación de bilirrubina (el pigmento principal de la bilis) da a la piel una tonalidad amarilla (ictericia). La hiperpigmentación también aparece tras las lesiones y la inflamación causada por trastornos como el acné y el lupus.

Una cantidad anormalmente baja de melanina (hipopigmentación) puede afectar a grandes zonas del cuerpo o a pequeñas partes. Por lo general, la disminución de la melanina es consecuencia de una lesión anterior en la piel, como una ampolla, una úlcera, una quemadura, la exposición a un agente químico o una infección cutánea. Algunas veces la pérdida del pigmento sobreviene por una enfermedad inflamatoria de la piel, y en casos muy raros se trata de una alteración hereditaria.

Recursos en este artículo