Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vitíligo

Por Peter C. Schalock, MD, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

El vitíligo se caracteriza por una pérdida localizada de melanocitos que produce placas de piel de una tonalidad blanca.

  • Las placas blanquecinas en la piel aparecen en diversas partes del cuerpo.

  • Por lo general el diagnóstico se realiza por el aspecto de la piel.

  • Las cremas con corticoesteroides, otros fármacos y la fototerapia junto con fármacos fotosensibles, pueden volver a pigmentar la piel, pero también pueden usarse injertos de piel si se considera necesario.

El vitíligo afecta hasta un 2% de la población.

Se desconoce su causa, pero puede deberse a un ataque del sistema inmunitario sobre las células que producen el pigmento melanina (melanocitos) de la piel. El vitíligo puede ser hereditario o aparecer de manera espontánea, o también derivarse de algunos trastornos. El vitíligo se asocia con trastornos autoinmunitarios (el cuerpo ataca a los tejidos propios), y la enfermedad tiroidea es la más frecuente. Se asocia fuertemente con una glándula tiroidea hiperactiva (hipertiroidismo, en especial cuando se produce por la enfermedad de Graves) o hipoactiva (hipotiroidismo, en especial cuando se produce por la tiroiditis de Hashimoto). Los afectados por diabetes, enfermedad de Addison y anemia perniciosa también son algo más propensos a desarrollar vitíligo. Sin embargo, no se ha establecido claramente la relación entre estos trastornos y el vitíligo, y puede ser una coincidencia.

En ocasiones el vitíligo aparece después de una lesión física en la piel, por ejemplo como respuesta a una quemadura química o solar. También puede observarse la aparición de vitíligo tras un episodio de estrés emocional.

Aunque el vitíligo no plantea un problema médico, puede causar una angustia psicológica considerable.

Síntomas

En algunas personas aparecen una o dos placas de vitíligo bien definidas, mientras que en otras lo hacen sobre una extensa zona del cuerpo. Rara vez el vitíligo cubre casi toda la superficie de la piel. Los cambios son más llamativos en las personas de piel más oscura. Las áreas afectadas con más frecuencia son la cara, los dedos de las manos y los pies, las muñecas, los codos, las rodillas, las manos, las espinillas, los tobillos, las axilas, el ano y la zona genital, el ombligo y los pezones. La piel afectada es sumamente sensible a las quemaduras solares. En las zonas de piel con vitíligo el pelo también es blanco, porque no hay melanocitos en los folículos pilosos.

Diagnóstico

El vitíligo se reconoce por su aspecto característico. Para diferenciar el vitíligo de otras causas de aclaramiento de la piel suele realizarse una exploración con luz de Wood (ver Luz de Wood). Por lo general no se necesitan biopsias cutáneas ni otras pruebas.

Tratamiento

No se conoce cura para el vitíligo, aunque el color de la piel puede recuperarse de forma espontánea. Sin embargo, el tratamiento puede ayudar. Las manchas pequeñas algunas veces se oscurecen cuando se tratan con cremas de corticoesteroides potentes. Se aplican fármacos como el tacrolimús o el pimecrolimús en la cara, donde las cremas de corticoesteroides potentes pueden producir efectos secundarios. Algunas personas simplemente utilizan bronceadores, tintes para piel o maquillaje para oscurecer la zona. Dado que muchas personas conservan algunos melanocitos en las placas de vitíligo, la exposición a luz ultravioleta (UV) en la consulta de un profesional (fototerapia) reestimula la producción del pigmento en más de la mitad de los casos (ver Fototerapia). En particular, se administran psoralenos (fármacos que hacen la piel más sensible a la luz) combinados con tratamientos a base de luz UVA (PUVA) o luz UVB de banda estrecha sin psoralenos. Sin embargo, la fototerapia requiere de meses a años para ser efectiva, y a veces es necesario continuarla de manera indefinida. En pocas ocasiones se utiliza el láser en algunos casos con placas pequeñas sin respuesta a las cremas de corticoesteroides.

Las zonas que no responden a la fototerapia pueden tratarse con varias técnicas de injertos de piel, o incluso pueden realizarse trasplantes de melanocitos procedentes de áreas de la piel de la persona que no están afectadas. El tatuaje es especialmente útil para las áreas donde es difícil volver a estimular la producción de pigmento (como los pezones, los labios y las puntas de los dedos). Todas las áreas con vitíligo deben protegerse de la acción del Sol con ropa y filtros solares.

Las personas que tienen grandes áreas de vitíligo a veces prefieren decolorar el pigmento de la piel que no ha sido afectada para lograr un color uniforme. La decoloración se realiza con varias aplicaciones sobre la piel de crema de hidroquinona potente durante varias semanas o años. Esta crema puede ser muy irritante. Los efectos de la decoloración (como la pérdida permanente de pigmento) son irreversibles.

Recursos en este artículo