Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al cáncer de piel

Por Gregory L. Wells, MD, Dartmouth Medical School and Dartmouth-Hitchcock Medical Center

El cáncer de piel es la forma más frecuente de cáncer. Cada año, se diagnostican más de 3,5 millones de casos nuevos en más de 2 millones de personas en Estados Unidos. Los principales tipos de cáncer de piel son tres: carcinoma basocelular (también llamado basalioma o carcinoma de células basales); carcinoma espinocelular (también llamado espinalioma o carcinoma de células escamosas); y melanoma. Todos se originan, al menos en parte, tras una exposición solar prolongada. Otro tipo de cáncer que puede desarrollarse en la piel son los linfomas (ver Introducción a los linfomas). El cáncer de piel es más común entre personas que trabajan o practican deportes de exterior y personas que toman el sol. Las personas de piel clara son particularmente propensas a desarrollarlos porque producen una menor cantidad de melanina. La melanina es el pigmento protector en la capa superior de la piel (epidermis) y protege la piel de la luz ultravioleta (UV). Sin embargo, el cáncer de piel también puede desarrollarse en personas de piel oscura y en aquellas que no han estado expuestas al Sol de forma significativa. También pueden desarrollarse años después de haber recibido tratamiento con rayos X o por la exposición a sustancias que causan cáncer (por ejemplo, la ingestión de arsénico).

La mayoría de los cánceres de piel se curan, especialmente cuando se tratan en su fase inicial. Al principio, no producen síntomas, por lo tanto, cualquier crecimiento anormal de la piel que aumente o persista durante unas semanas debe ser examinado.

La mayoría de cánceres cutáneos se tratan extirpándolos quirúrgicamente y, por lo general, la cicatriz que queda después de la cirugía es pequeña. En el caso de cánceres más grandes o invasivos, puede ser necesario extirpar una cantidad de piel considerable y sustituirla por un injerto o un colgajo (ver Piel). Con un injerto, se extrae un trozo de piel de otra parte del cuerpo, habitualmente de una zona flácida, y se cose en la zona donde se extirpó el cáncer. Con un colgajo, se transfiere la piel de un área adyacente para reemplazar la zona donde se extirpó el cáncer. En este caso, la piel transferida no se corta completamente, por lo que todavía tiene su propio suministro de sangre. Además, un colgajo es generalmente más grueso que un injerto.

Cribado

Aunque las personas afectadas deben comunicar a su médico sobre cualquier mancha inusual o cambiante, no se sabe si el hecho de realizar una exploración anual rutinaria para detectarlas puede garantizar la disminución del número de muertes por cáncer de piel.

Prevención

Muchos cánceres de piel parecen ser debidos a la exposición a la radiación ultravioleta (UV), por ello, los médicos recomiendan una serie de medidas para limitarla.

  • Evitar el sol: por ejemplo, buscar la sombra, reducir al mínimo las actividades al aire libre entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde (cuando los rayos del Sol son más fuertes), y evitar tomar el Sol y usar cabinas de bronceado

  • Uso de ropa de protección: por ejemplo, camisas de manga larga, pantalones y sombreros de ala ancha

  • Uso de protector solar: como mínimo, usar, según las indicaciones, factor de protección solar 30 (FPS 30) con protección UVA y aplicarlo cada 2 horas y después de nadar, pero no utilizarlo para prolongar la exposición al sol

¿Sabías que...?

  • La causa de la mayoría de los cánceres de piel, al menos en parte, es por pasar mucho tiempo en el sol.

Sin embargo, los datos actuales no son suficientes para determinar si estas medidas reducen las probabilidades de desarrollar un melanoma o morir por su causa. En personas con antecedentes de cáncer de piel que no sean melanomas (por ejemplo, carcinoma basocelular o carcinoma espinocelular), la protección solar disminuye el riesgo de desarrollar nuevos cánceres.

Recursos en este artículo