Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los crecimientos de la piel

Por Denise M. Aaron, MD, Dartmouth-Hitchcock Medical Center

Las células de la piel y el tejido subyacente pueden acumular y causar crecimientos. Los crecimientos pueden ser elevados o planos y varían de color, desde marrón oscuro o negro a color carne o rojo. Pueden estar presentes en el nacimiento o desarrollarse más tarde.

Cuando el crecimiento está controlado y las células no se extienden a otras partes del cuerpo, estos tumores cutáneos no son cancerosos (benignos). Cuando el crecimiento no está controlado, el tumor es canceroso (maligno), las células invaden el tejido normal y se pueden extender (metástasis) hacia otras partes del cuerpo. Los crecimientos cutáneos benignos son a menudo un problema de tipo estético más que otra cosa.

Los médicos no conocen qué causa la mayoría de estos tumores benignos. Sin embargo, se conoce que ciertos crecimientos están causados por virus (el caso de las verrugas); por enfermedades sistémicas (es decir, generalizadas por todo el cuerpo, por ejemplo, los xantelasmas o xantomas, causados por exceso de lípidos en sangre); por causas genéticas (por ejemplo, queratosis seborreica) y por determinados factores ambientales (por ejemplo, lunares y quistes epidérmicos estimulados por la luz solar).