Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Intertrigo

Por Denise M. Aaron, MD, Dartmouth-Hitchcock Medical Center

El intertrigo es la irritación y la erosión de la piel (maceración) en zonas donde dos superficies cutáneas rozan entre sí.

  • A veces aparecen infecciones por bacterias o por levaduras.

  • El diagnóstico se basa en la localización y en el aspecto de la erupción, y a veces en el examen de raspados cutáneos.

  • El objetivo del tratamiento es secar la piel y eliminar las infecciones.

El intertrigo se desarrolla cuando la combinación de fricción y humedad retenida ablanda e irrita la piel y hace que se erosione. Esta erosión a menudo da lugar a una infección por levaduras o por bacterias. El área afectada está roja, irritada, con prurito o con una combinación de estas características. Las áreas afectadas con más frecuencia son las zonas calientes y húmedas, como debajo de las mamas, entre los pliegues de grasa abdominal, entre los dedos de las manos o de los pies, en las axilas, bajo las nalgas y las ingles.

El intertrigo es habitual en las personas obesas, las que sudan en exceso y si la ropa irrita la piel o mantiene la humedad.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la localización y el aspecto de la piel afectada. Pueden realizarse raspados cutáneos para observarlos con un microscopio. Esta prueba ayuda a determinar si la causa del intertrigo es una infección por levaduras. A veces se realizan cultivos (proceso de crecimiento de un organismo en el laboratorio para su identificación) de los raspados para facilitar la identificación de cualquier infección por bacterias o levaduras.

Tratamiento

Si no se encuentran bacterias o levaduras se administran polvos, como talco (nunca almidón de maíz, que favorece la proliferación de hongos), solución de Burow y polvos superabsorbentes para secar la piel afectada. Si se detectan bacterias o levaduras, se administran también agentes antibacterianos o antifúngicos.